No debe suspenderse la lactancia materna,  aun durante la pandemia Salud Guerrero

No debe suspenderse la lactancia materna,  aun durante la pandemia Salud Guerrero

 

Tania Nereida Catalán 
Chilpancingo, Gro.
 Del 1 al 7 de agosto, se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna, cuyo objetivo es fomentarla y mejorar la salud de los bebés de todo el mundo, así como no suspenderla ante la creencia de que puede ser causa del contagio del SARS-CoV-2, virus de la enfermedad COVID-19, ya que no existe evidencia de ello.
En esta ocasión el lema es: “Proteger la Lactancia Materna: Una Responsabilidad Compartida”, con el objetivo de evitar que muchas madres y padres consideren postergarla o suspendenla una vez iniciada, como medida necesaria para la protección de los bebés.
Durante la pandemia por COVID-19, UNICEF, (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), ha resaltado los beneficios de la lactancia materna para el fortalecimiento del sistema inmunológico ya que no existe evidencia alguna que demuestre que el SARS-CoV-2 se contagia de la madre al bebé a través de la leche humana.
Ante los beneficios de la lactancia materna, la Secretaría de Salud Guerrero, recomienda no suspenderla no obstante exista sospecha o si la madre confirma ser positiva a COVID-19, y continuar con la práctica de manera exclusiva hasta cumplir los seis meses de edad, momento en el cual el bebé deberá recibir alimentación complementaria a la leche materna.
Para reducir los riesgos de contagio por otra vía, la dependencia estatal recomienda el alojamiento conjunto de la mamá e hijo o hija, mismos que pueden permanecer en la misma habitación, colocando la cuna del bebé a dos metros de distancia, y contar con el apoyo de un familiar sano.
Lavarse las manos antes de tocar al bebé o al usar el extractor de leche; usar cubreboca mientras se amamanta o cuando se extrae la leche, evita hablar y toser (en lo posible), así como usar una bata limpia.
En caso de dudas, o para ampliar la información, se recomienda llamar a la LÍNEA MATERNA 800 628 37 62, donde un profesional de la salud les brindará apoyo.
La leche materna es la primera vacuna que recibe un bebé y la mejor fuente de nutrición que puede darle su madre, el fortalecimiento del sistema inmunológico, el crecimiento y desarrollo infantil la convierten en una práctica de importancia vital. 
Además, tiene efectos benéficos para el organismo de la madre. Hace que la recuperación después del parto se más rápida e incluso está demostrado que reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario.