Autoriza AMLO adelantar partidas presupuestales a Guerrero  

Autoriza AMLO adelantar partidas presupuestales a Guerrero  

Marcial Campuzano 

CHILPANCINGO, Gro., septiembre 14.- El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, autorizó adelantar las participaciones federales -partidas presupuestales- al estado de Gurrero, con la condición de que el dinero sea única y exclusivamente utilizado para el pago de la nómina para garantizar que burócratas y maestros cobren sin contratiempos sus salarios. 

Además, instruyó a la titular de la Secretaría del Bienestar Javier May, que inicie el levantamiento del censo para verificar los daños que dejó a viviendas el sismo de 7.1 grados registrado el 7 de septiembre con epicentro en Acapulco, que también dejó afectaciones a escuelas, hospitales, clínicas, templos religiosos, hoteles y a departamentos de unidades habitacionales. 

En la conferencia mañanera de este martes, López Obrador dio a conocer que la noche del lunes tuvo una conversación telefónica con el gobernador Héctor Astudillo, de la que surgió el compromiso del gobierno federal, de adelantarle participaciones federales para pagar salarios a trabajadores del gobierno del estado y a maestros. 

En el encuentro tempranero con medios de comunicación, el presidente dejó en claro que la Federación no adeuda recursos económicos al gobierno de Guerrero. Sostuvo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público está al corriente en la entrega de las participaciones, y que responde con el adelanto presupuestal porque el gobierno del estado tiene problemas para pagar la nómina. 

Dejó en claro que el adelanto de participaciones federales, probablemente con cargo a la parte del presupuesto que le corresponderá ejercer a la gobernadora electa Evelyn Salgado Pineda quien entrará en funciones el 14 de octubre próximo, es con el compromiso de que el dinero se destine al pago de la nómina para que no se queden los trabajadores y los maestros sin recibir sus salarios. 

Dijo que con seguridad ya la subsecretaria de Hacienda Victoria Rodríguez se comunicó con el gobernador de Guerrero, “porque le di instrucciones en ese sentido”. 

En la conferencia de prensa mañanera, el presidente de la República también giró instrucciones al titular de la Secretaría del Bienestar Javier May, para que inicie el censo de viviendas que resultaron afectadas por el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter. 

López Obrador dijo que inicialmente se pensó que el temblor no había dejado daños materiales en Acapulco, “que eran menores, que sólo hubo desprendimiento de rocas, “pero sí hay daños en viviendas sobre todo en viviendas precarias de la gente humilde”. 

El censo de viviendas va dirigido a las afectaciones reales que dejó el temblor de 7.1 grados, para que sus moradores reciban los apoyos gubernamentales. 

Al respecto el delegado de programas sociales federales en el estado Iván Hernández Díaz, dio a conocer que este martes fue instalado el Comité de Evaluación de Daños con la participación de la Coordinación Nacional de Protección Civil. 

El funcionario federal dio cuenta que la dependencia a su cargo ya comenzó los trabajos de verificación de daños en las zonas afectadas por el temblor, para integrar el censo de afectaciones. 

Dijo a los afectados por el movimiento de tierra que no están solos, que el gobierno federal ya trabaja en coordinación con las autoridades municipales para conocer los daños y establecer mecanismos de ayuda. 

Se dio a conocer que confirme pasan los días aumentan los reportes de daños, sobre todo de viviendas en comunidades que pertenecen al municipio de Acapulco. 

ENTRAN 16 MUNICIPIOS A LA 

DECLARATORIA DE DESASTRE  

Asimismo, se dio a conocer que la Coordinación Nacional de Protección Civil aceptó para su revisión y análisis, las afectaciones ocurridas en 16 de los 20 municipios que formarán parte del censo que levanta la Secretaría del Bienestar. 

Los municipios que entraron al análisis para ver si son susceptibles de apoyos gubernamentales son Acapulco, Chilpancingo, Juan R. Escudero, Mártir de Cuilapan, Chilapa, José Joaquín de Herrera, Eduardo Neri, Mochitlán, Tixtla, Coyuca de Benítez, Atoyac, San Marcos, Tecoanapa, Ayutla, Acatepec y Tlacoapa. 

Hasta ahora se tienen contabilizadas 8,300 viviendas con daños en muros y estructuras a causa del fuerte movimiento de tierra; 47 escuelas; 13 templos religiosos; así como afectaciones en 13 hoteles, plazas comerciales y edificios públicos. 

Se informó que la integración del expediente para solicitarle al gobierno federal la declaratoria de desastre lleva un avance del 90 por ciento.