Presenta Raymundo Ruiz Avilés nuevo  libro  sobre retablos de Santa Prisca 

Presenta Raymundo Ruiz Avilés nuevo  libro  sobre retablos de Santa Prisca 

 

Alejandro Gómez Sotelo
Taxco, Gro. 

A la parroquia de Santa Prisca y San Sebastián hay que verla solo solamente como un templo parroquial o un monumento histórico, sino como parte del patrimonio tangible del taxqueño y al mismo tiempo como un museo donde se encuentran muchas cosas perfectas, dijo el foto reportero Raymundo Ruiz Avilés durante la presentación de su libro “Pasionario; Retablo de Nuestra Señora de los Dolores de la Parroquia de Santa Prisca y San Sebastián en Taxco”.

Como parte de las actividades del “Festival Cultural José de la Borda, el Hombre y su Obra”, el corresponsal del diario La Jornada Guerrero y dos veces ganador del premio nacional de periodismo, llamó a la comunidad a ver el templo desde otro punto de vista que no es el barroco español-europeo y tampoco del de Oaxaca, sino del barroco novohispano que es parte importante, identitaria e ícono que se tiene y se debe conocer más.  

Ante integrantes del Grupo Unidos por Taxco, Ruiz Avilés explicó que su tercer trabajo foto-documentalista, después de los libros “Arcángeles” y “Purgatorio”, no es una ocurrencia y por el contrario es un proyecto de bastantes años de trabajo constante que consta de gráficas no trabajadas, sin flash o luz especial, sino de imágenes tomadas con la luz natural del sol que llega al templo y las sombras de la tarde-noche. 

Defendió que es un trabajo periodístico desde el punto de vista del foto documentalismo y no tiene relación con la academia, porque habla de la pasión y muerte de Jesús, de los dogmas existentes, el simbolismo y los evangelios apócrifos, “hablar del foto-libro Pasionario es interesante, porque está trabajado de una forma mística”, acotó.

“La solemnidad con la que se remarcan los motivos pasionales en el retablo de Nuestra Señora de los Dolores de la Parroquia de Santa Prisca y San Sebastián en Taxco, dan visión a la doctrina del dogma mariano, a la pasión de Jesús y a la obra contextualizada que hizo el retablista, Isidoro Vicente de Balbás, en la mitad del siglo XVIII, al discurso más significativo de la religión católica que encumbra misterios, símbolos, entramados y manifestaciones de alegoría a los signos de la fe”, dijo. 

Raymundo Ruiz Avilés, dio a conocer que en Pasionario se encuentran imágenes que muestran la presencia de los evangelios canónicos y apócrifos formando amalgamas para un lenguaje, donde el tema mariano y el sacrificio sobre la muerte son glorificados a manera de entender el martirio como una victoria celestial y no como una derrota.   

Agregó que en la obra la devoción mariana luce fortificada con los inmensos brocados de las flores, frutos y elementos esenciales, que aparecen infinitamente en el estofado es las esculturas policromas del barroco novohispano para el gozo espiritual.  

Hizo un agradecimiento al recién fallecido sacerdote del templo religioso, Osvaldo Gómez Sandoval, el cual le otorgó todas las facilidades para llevar a cabo su trabajo foto documentalista, mientras que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) le negó todo tipo de permisos.  

Además, reclamó que el titular de la Secretaría de Cultura de Guerrero (Secultura), Mauricio Leyva Castrejón, se comprometió a apoyar un trabajo de fotografía y documentalismo titulado “Símbolo y Arte” pero finalmente no cumplió como ha ocurrido con otros proyectos, aun y cuando el proyecto fue aceptado por el estado.