Imprudente amenazar con la  ingobernabilidad en Guerrero 

Imprudente amenazar con la  ingobernabilidad en Guerrero 

 

 

 El gobernador Héctor Astudillo reitera que se ha mantenido al margen de la contienda  

 Interacción 
Chilpancingo, Gro.
El gobernador Héctor Astudillo Flores hizo un llamado a la mesura a los actores del proceso electoral, reiteró que será respetuoso del trabajo que realicen los órganos encargados contar los votos y calificó amenaza la declaración del dirigente estatal de morena, Marcial Rodríguez Saldaña, en el sentido de que puede generarse ingobernabilidad en el tramo final de su administración.      

En las instalaciones del Palacio de Gobierno, Astudillo Flores ratificó la postura de respetar el trabajo del Instituto Electora y de Participación Ciudadana (IEPC) y del Instituto Nacional Electoral (INE), que este miércoles iniciaron el cómputo oficial de los votos. 

“Yo voy a ser muy puntual en esperar que los órganos electorales hagan su trabajo, que den la información que tengan que dar, para que el gobernador en todo caso haga los comentarios y pronunciamientos que tenga que hacer, pensando siempre en la estabilidad del estado”, anotó. 

Astudillo Flores comentó que le llaman la atención las declaraciones hechas por el dirigente estatal de Morena, Marcial Rodríguez Saldaña, en el sentido de que la actitud de la coalición PRI-PRD puede poner en riesgo la gobernabilidad en la recta final de su administración. 

Indicó que hablar de cerrar con inestabilidad social una administración que ha sido cuidadosa de la tranquilidad social, a partir de las diferencias surgidas entre los partidos políticos, puede resultar poco prudente y delicado. 

“Eso no es prudente y no es correcto, yo llamo a la prudencia, porque tampoco creo que sea un asunto del gobierno estatal ni del gobierno federal, ese es un tema de los partidos políticos y yo no he actuado como partido político, mi llamado es a la mesura y no confundir lo que ha sido un proceso electoral y lo que es un gobierno”, destacó. 

Sostuvo que el dirigente de Morena en Guerrero debe delimitar muy bien lo que se debe dirimir en los órganos electorales, “para no incurrir en una amenaza que raya en la imprudencia política”. 

Reiteró que como gobernador se ha mantenido al margen del proceso electoral, y ante el sentido que están tomando las cosas, lo que está en sus manos es hacer un llamado a la mesura a todos. 

“A todos los llamo a la mesura, pues pensar que en la recta final de mi administración habrá una confrontación y pensar que se va a terminar el día que yo me vaya están muy equivocados”. 

Enfatizó: “En Guerrero nadie tiene derecho a amenazar con la descomposición social, por eso como gobernador hago un llamado a la mesura”.