Aspira Héctor Astudillo a entregar un estado en paz

Aspira Héctor Astudillo a entregar un estado en paz

 

 Interacción 
Chilpancingo, Gro.
 El gobernador Héctor Astudillo Flores manifestó su deseo de entregar un estado en paz, reconoció que tiene una influencia importante en su partido, el PRI, pero asumió que su responsabilidad principal es hacer un llamado a la mesura y la prudencia para todos. 
En Chilpancingo, Astudillo Flores destacó que nunca ha perdido de vista que es el gobernador de Guerrero y que en estos momentos, lo que la sociedad le demanda es responsabilidad. 
“Así me voy a mantener hasta el último día de mi mandato”, sentenció. 
Reconoció que negar que tiene una influencia importante en su partido es caer en la ingenuidad, lo que implica pensar que los medios de comunicación y los propios consumidores de los espacios informativos se encuentran fuera del contexto real. 
“Ustedes no son ningunos ingenuos ni quienes leen sus notas”, destacó. 
Sin embargo, insistió en el hecho de que su responsabilidad es mantener la estabilidad social y política del estado. 
Se le preguntó si existen riesgos de inestabilidad en la entidad, ante lo que respondió que no los va a correr. 
“No hay que correrlos, no hay que permitirnos correr esos riesgos, porque ha costado mucho trabajo colocar a Guerrero en la estabilidad y yo la voy a defender”, insistió. 
¿El llamado es para el PRI por las impugnaciones que presentará por los resultados electorales?
--No, el llamado no es para nadie en particular, creo que es para todos, no tengo a ningún destinatario especial de mi llamado, pero creo que es muy importante en mi carácter de gobernador que lo haga, porque no eludo mi responsabilidad, lo más sencillo y lo más cómodo es quedarme callado y encerrarme en la oficina, creo que es momento de hacer un llamado a la unidad, lo hice él mismo lunes en el Palacio de Gobierno en donde varios de ustedes estuvieron, fui el primero en hacer un llamado a la unidad, lo sigo haciendo porque Guerrero requiere de la unidad para poder transitar y enfrentar la gran cantidad de problemas que tenemos derivado de nuestros rezagos sociales.
El gobernador insistió en que el llamado que hizo la mañana de este jueves en Chilpancingo en un acto público es para todos. Dijo que más allá de pertenecer a las filas del Partido Revolucionario Institucional, es el gobernador del estado y que se debe a todos los guerrerenses.
“Mi llamado es muy general, pero creo que es muy importante que en mi carácter de gobernador lo haga, porque no eludo mi responsabilidad; lo más sencillo es quedarme callado y encerrado en mi oficina, pero creo que es momento de hacer un llamado a la unidad”. 
Insistió en el hecho de que Guerrero requiere de la estabilidad para transitar adecuadamente y enfrentar la gran cantidad de problemas que derivan de sus rezagos sociales. 
Manifestó que aspira a entregar un estado en paz, por lo que asumió que antes de ser un hombre influyente en el PRI, no pierde de vista el hecho de que es el gobernador de un estado sumamente complicado. 
Anticipó que durante los días previos a su último informe de labores habrá de recordar como es que recibió el estado, para establecer claramente la circunstancia en que lo entregará. 
“Aspiro a entregar un estado en paz”, indicó.