¿Que son las varas de justicia  de Chilacachapa Guerrero?

¿Que son las varas de justicia  de Chilacachapa Guerrero?

 

Tomado del portal “Conoce Chilacachapa: El Lugar de las Semillas de los Chiles”
Existen en Chilacachapa cuatro varas de justicia que se le asignan a las personas que representan la máxima autoridad de la población a través de cuatro objetos que son varas ancestrales que representan “el poder” de la comunidad que por medio de estos objetos sagrados les dan el derecho de poseer el mando de la población pero que a su vez conlleva una serie de compromisos y responsabilidades ante la localidad, estos objetos sagrados han existido desde tiempos inmemorables y tienen un estrecho vínculo con nuestros ancestros los mexicas. 
Chilacachapa es una comunidad indígena antiquísima que se remonta a épocas históricas y culturales ancestrales. Por medio del Códice Mendoza Folio N° 37, se tiene conocimiento que nuestra población fue un pueblo abatido por las hordas de conquista de los Mexicas durante la expansión de su imperio lo que trajo como consecuencia que Chilacachapa pasará a ser un pueblo tributario del Imperio Mexica al ser derrotados por este. 
Al igual que todas las poblaciones de influencia y conquista mexica, Chilacachapa están diseñada a semejanza de la Gran Tenochtitlan, es decir está dividido en cuatro barrios originales al igual que la capital Mexica, esto con base a la cosmovisión de que cada uno de los cuatro barrios originales representan uno de los cuatro puntos cardinales, es decir: norte, sur, este y oeste. 
Este dato sobre la división de los cuatro barrios originales se puede cotejar en el códice –Mendoza en la primera sección donde inicia con la historia de la fundación de México-Tenochtitlan y la leyenda del águila posada en un tunal como un signo divino mandado por el dios Huitzilopochtli para establecer su asentamiento, es decir en otras palabras en la primer lamina del Códice Mendocino, se observan estos 4 barrios representando los cuatro puntos cardinales. 
En Tenochtitlán, la capital, del imperio Mexica, desde su fundación, se dividió el terreno en cuatro zonas, donde se dispusieron cuatro barrios de acuerdo a los cuatro rumbos del universo, y que se llamaron, Cueopopan, Moyotlan, Atzacoalco y Zoquiapan. Dentro de esos barrios se establecieron los “calpullis”.
Los cuatros barrios originales de Chilacachapa genera mucha controversia, sin embargo, en esta publicación se sugiere que los cuatro barrios originales sin temor a equivocarse son: Huayapa, Atengotlapa, Huexotitla y Mapache. 
Con base a las tradiciones de vida de los Mexicas, existían los calpullis. 
“Calpulli”,  significa “casa de gran tamaño” en lengua nahualt, y este se encontraba en un  territorio que correspondía a un grupo familiar o clan, integrado por descendientes de un antepasado en común, de igual linaje, en el territorio de México, correspondientes a las tribus de aztecas o mexicas.
Cada “calpulli”, era una unidad política, religiosa y militar, dentro de los barrios, que se reunían en torno a un patriarca o jefe y disponía de tierras de cultivo. Eran autosuficientes, y el trabajo, de tipo comunitario, en estos barrios, cada jefe poseía un objeto que representaba el “poder” de ese lugar determinado. 
En diversas culturas existe el “bastón de mando” y este se asigna en los lugares donde el poder radica sobre un solo jerarca, que representa la autoridad de un lugar específico.
Entonces ¿porque en Chilacachapa, existen cuatro varas de justicia y no un bastón de mando?
La respuesta es sencilla pero larga. 
(Se debe de recordar que “las varas” de Chilacachapa existen desde años ancestrales y estas son las originales que se han heredado desde épocas antiguas.)
La independencia de México fue en 1821; la erección del Estado de Guerrero fue 27 de octubre de 1849; en 1874 Cuetzala se elevó al rango de municipio por segregación del municipio de Teloloapan, en ese entonces Chilacachapa poseía estatus de “cuadrilla” y pertenecía a Teloloapan, hasta que en 1874 pasa a pertenecer a Cuetzala ( del Progreso)  pero es hasta que en 1879, Chilacachapa logra obtener el estatus de “pueblo” y se le asigna la figura de Comisaria Municipal con su autoridad de comisario por lo cual, siendo Chilacachapa una comunidad indígena con sus cuatros barrios originales, fusionan y se concentran los objetos de representación de poder en una sola institución, uniendo las “varas” en un solo lugar pero a diferencia del “Bastón de Mando” que se concentra el poder en una sola figura, en Chilacachapa se crea el símbolo sagrado de “ Las Varas de justicia” que se le asignan cada año a la nueva autoridad electa democráticamente, siendo estas las varas originales de los cuatro barrios ancestrales de Chilacachapa de sus barrios principales pero ahora reunidos en una sola institución, tomando las decisiones de la localidad de manera colectiva pero siendo el comisario municipal la figura de mayor autoridad.
Las varas de justicia se asignan en orden jerárquico del siguiente modo: Primer Vara de Justicia al Comisario Primero (o comisario propietario); segunda vara de justicia al Comisario Segundo (o comisario suplente); tercera vara de justicia al Primer Regidor de la Comisaria Municipal y; cuarta vara de justicia al Segundo Regidor de la comisaria municipal. 
Con base a la tradición oral se menciona en Chilacachapa que las responsabilidades y compromisos que se adquieren son:
1. Salvaguardar la paz entre todos los moradores de la población, velar por la defensa del pueblo, mantener la armonía y el orden entre todos los habitantes. 
2. Procurar el progreso y desarrollo, esto debido a que el comisario puede convocar a trabajo comunitario a través de las fatigas que se efectúan por “usos y costumbres” 
3. Y, por último, ser “justo” entre todos los miembros de la población sin distinción de clase social, estatus económico, color de piel, ideología política o religiosa, de allí el nombre de “las varas de justicia”, ya que, en la Comisaria, el comisario es la máxima autoridad con su gabinete, los quienes dictaminan los resolutivos de todos los conflictos de la población.
Con base a un testimonio del C. Alfonso Sierra, menciona que este objeto sagrado de “la Vara de Justicia” se debe de colocar en el altar de casa de la persona de quien lo recibe para poder bendecir su año de gestión y gobierno, teniendo así un estrecho vínculo con lo sagrado y la divinidad. 
El “principal”, C. Felipe Flores Rivera, menciona que cuando se recibe “La vara de justicia” este se debe de recibir con la mano izquierda y pegar la “vara” al corazón, creando así un vínculo espiritual entre el símbolo de poder con los valores humanos. 
El cambio de varas de justicia se efectúa siempre en el mes de enero, durante la entrega-recepción del cambio de administración del nuevo comisario electo. 
Cada vara de justicia posee sus particularidades específicas, teniendo dos varas de justicia ornamentos metálicos en la punta, representando el símbolo de poder y autoridad, estos ornamentos metálicos tienen forma de “torniquete” y los cuatros se adornan con listones tricolor en representación de nuestros lábaros patrios “tricolor”. 
Las Varas de Justicia representan un símbolo sagrado de nuestros antecedentes prehispánicos, hasta donde se tiene conocimiento, Chilacachapa es posiblemente la única o ultima comunidad que preserva esta tradición 
Para finalizar, el Sr. Felipe Flores menciona que las “varas de justicia” vienen desde la época de los “antiguos” y que estos poseen años de servicio y antigüedad. 
Se sabe que estas varas de justicia jamás han salido de Chilacachapa y preservan identidad como una población meramente indígena.