Urge IEPC a partidos políticos a utilizar protocolos de salud

Urge IEPC a partidos políticos a utilizar protocolos de salud


Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.
El presidente del Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) Nazarín Vargas Armenta, urgió a los partidos y actores políticos la aplicación de los protocolos de seguridad sanitaria que fueron aprobados por ese organismo, en todas las actividades de obtención de apoyos ciudadanos para candidaturas independientes, en las precampañas y en las campañas electorales para evitar contagios del virus covid-19.
El representante del órgano electoral local recordó que con antelación al inicio de las actividades político-partidistas, en el marco del proceso electoral de gobernador del estado, ayuntamientos y diputados, el Instituto Electoral aprobó los protocolos a los que se deberán sujetar las actividades de proselitismo, en virtud de que continúa la pandemia que mucho daño ha ocasionado en Guerrero, en el país y en el ámbito internacional.
El Protocolo de Seguridad Sanitaria tiene como propósito privilegiar la vida y la salud de los guerrerenses que participan en actividades de obtención del apoyo de la ciudadanía para las candidaturas independientes, en las precampañas y próximamente en las campañas electorales.
Establece las medidas preventivas que deberán ser observadas por los aspirantes a candidaturas independientes, partidos políticos, militantes, simpatizantes, precandidatas, precandidatos, candidatas y candidatos a los distintos cargos de elección popular que estarán en juego en los comicios del próximo 6 de junio, indicó el consejero presidente del IPEC.
Dio a conocer que en las reuniones que consejeros electorales han sostenido con los representantes de los partidos políticos acreditados ante el IEPC, conscientes de la realidad actual en materia de salud pública “todos se han pronunciado a favor de las medidas establecidas en el Protocolo de Seguridad Sanitaria, y se advirtió la gran importancia de que las instituciones políticas, los organismos electorales y la sociedad civil, asumamos la responsabilidad social que implica el respeto a las medidas de prevención del contagio del virus que tanto daño ha causado”.
Entre las medidas que deberán observar y aplicar los actores políticos, militantes, simpatizantes y demás personas que participen en las actividades de proselitismo, destacan el uso obligatorio y permanente de cubrebocas; el uso de lentes o caretas para la protección ocular y facial; y el uso de guantes de látex desechables. 
En los lugares en los que se lleven a cabo los eventos se debe realizar limpieza con agua y jabón del entorno y de las superficies; realizar procesos de desinfección, además, deberán contar con productos de higiene en sanitarios y servicio de agua potable, jabón antibacterial, alcohol en gel y toallas de papel para el secado de manos. 
Se debe respetar la sana distancia y colocar un filtro de supervisión sanitaria en la entrada de cada lugar, con el propósito de aplicar gel antibacterial y tomar la temperatura corporal a los asistentes.
Nazarín Vargas Armenta aclaró que la vigencia del Protocolo de Seguridad Sanitaria, será determinada por los acuerdos que emitan los gobiernos federal y estatal, y en su caso el IEPC, lo cual estará en función de la evolución de la pandemia sanitaria provocada por el virus SARS-CoV2, 
El consejero presidente del IEPC hizo votos porque la llegada de la vacuna contra el covid-19, “represente gradualmente el regreso a la normalidad de las actividades políticas y de proselitismo”, al considerar que es de gran importancia que la ciudadanía sea partícipe de la vida política y democrática del estado a través de las distintas formas de propaganda electoral.
Vargas Armenta informó que la Secretaría Ejecutiva del Instituto Electoral, solicitará cada 15 días información sobre las medidas sanitarias que determine el gobierno del estado, para hacerlas del conocimiento a los partidos políticos, aspirantes a candidaturas independientes, y en su momento a las candidaturas independientes para que ajusten sus actividades a las disposiciones que deriven.