*Alito, con el 80 por ciento de preferencias priistas


Zona Cero
*Ivón Ortega señala irregularidades
*Antorcha Campesina se convertirá en partido político
Roberto Santos

Ayer domingo los priistas fueron a las urnas, y aunque pretendían que la elección saliera limpia, al final es cuestionada por una de las candidatas, Ivón Ortega, quien señaló que hubo irregularidades.
De acuerdo a los datos que dio el PRI, se sabe que más de 6 millones de militantes acudieron a votar y de éstos el 80 por ciento lo hicieron por el famoso Alito, Alejandro Moreno Cárdenas, según la encuestadora Mitofski, con lo que la tendencia hacia el triunfo es irreversible.
Por su parte, el candidato que va adelantando en las preferencias ha lanzado el llamado a Ivón Ortega, la otra participante, para acepte el resultado y la convocó a la unidad para que “puedan trabajar por el bien del país.”
Pidió que juntos trabajen por el PRI y que le sirvan al pueblo de México.
De acuerdo con información que circuló desde la tarde de ayer, Mitofski le daba a Alejandro Moreno y Carolina Viggiano, el 80.9 por ciento de las preferencias electorales, mientras que Ivone Ortega un 15.2 por ciento, y 3.9 Lorena Piñón.
Mañana martes será el cómputo para calificar la elección en los estados, el miércoles a nivel nacional, y el domingo próximo “Alito” estaría tomando protesta como presidente nacional del CEN del PRI.
A este partido le conviene salir limpio de esta elección y mostrar a sus militantes que es verdadero el propósito de cambiar para convertirse en un instituto más transparente, más justo y limpio en sus procesos internos.
Solo así podrá recuperar la confianza de la ciudadanía del país y recuperar algo de lo que en su poder tiene en este momento el partido del presidente de la República.
Mientras en el PRI se califica su elección, el Movimiento Antorcha Campesina anuncia que se convertirá en partido político. 
Su dirigente nacional Aquiles Córdova Morán anunció que ante la falta de soluciones del gobierno de Morena a los principales problemas nacionales, como la pobreza, la delincuencia y otros, este movimiento se constituirá en partido político para competir por el poder político del país. 
Sus ejes programáticos resultan interesantes, ya tienen como principal preocupación el crecimiento económico, una política fiscal progresiva, la generación de empleos y un aumento del gasto público para acabar con las carencias en educación, vivienda y servicios.
Plantea que “haya un cambio a nivel nacional y que México que salga de las promesas, de los discursos.”
El líder nacional sentenció que en caso de continuar la descalificación hacia la organización por parte del gobierno federal, en el 2021 realizarán una campaña nacional para que no voten por Morena, ni se refrende la continuidad del presidente, Andrés Manuel López Obrador.
Llamarán, insistió, a votar por aquellos gobernantes que se comprometan a respetar este derecho constitucional y que sepa el gobierno que está cometiendo un error al querer suprimir a la organización. No somos guarderías o estancias infantiles. Al pueblo organizado no se le puede tratar como una basura. 
Y si lo intentan hacer, la protesta va a subir de tono, tal como las circunstancias lo exijan” expuso el líder antorchista en su discurso.
Este anuncio fue en la conmemoración del 45 aniversario, frente a más de 100 mil de sus integrantes del regional Norte, en el emblemático estadio Alfonso Lastras, de la capital potosina, en donde se contó con la presencia del gobernador, Juan Manuel Carreras.
El líder insistió en hacer un llamado a Andrés Manuel López Obrador y le exigió que deje de combatir a las organizaciones populares: “El pueblo nunca debe desarmarse ante sus gobernantes, nunca debe atomizarse. Al contrario, siempre debe estar vigilante, aunque el gobernante haya salido de sus filas, señaló.
Afirmó que el gobierno está cometiendo un error al querer suprimir a las organizaciones, ya que a toda minoría no respetada, se le condena a la ilegalidad, lo que pone al país en un clima de inestabilidad política.