Más golpes da la legislatura


Después de una semana de tensiones, Morena aceptó que el PAN presidiera la mesa directiva para solucionar en parte el conflicto en la Cámara de Diputados. Así se cierra este primer capítulo
Sinfopress
Los diputados de Morena y sus aliados cedieron parcialmente ante las presiones de la oposición, y aceptaron que el Partido Acción Nacional (PAN) presidiera la mesa directiva de la Cámara baja, tal y como lo establece la Ley Orgánica del Congreso.
La panista Laura Rojas Hernández será la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados en el año legislativo que recién comenzó el pasado 1 de septiembre.
El pleno de San Lázaro aprobó su nombramiento, en la fecha límite para que los legisladores llegaran a un acuerdo en la materia, luego de que la decisión se había atorado desde el 31 de agosto porque, en un principio, Morena, el partido mayoritario, buscaba quedarse otros seis meses en esa posición, pero desistió ante los reclamos de las otras fuerzas.
La elección de Rojas fue aprobada por 349 votos a favor, 42 en contra y 37 abstenciones. Inmediatamente después, rindió protesta del cargo y dio un mensaje en el que llamó a que los legisladores trabajen en unidad por el bien del país.
Rojas tuvo que esperar tres votaciones para recibir el aval de la mayoría calificada.
Durante la sesión del 4 de septiembre, incluso después de que Morena aceptara que el PAN presidiera la Mesa Directiva este año, su candidatura fue rechazada en dos ocasiones. Fue hasta la tarde de este jueves que alcanzó los votos necesarios luego de negociaciones entre las bancadas.
El 31 de agosto, durante la sesión previa al inicio de este año legislativo, la mayoría de Morena votó en contra de quien era el primer candidato del PAN, el legislador de San Luis Potosí Xavier Azuara, a quien algunos morenistas consideran de extrema derecha.
Con la elección de la Mesa Directiva, la Cámara puede empezar sus actividades regula-res. Una de sus primeras tareas será recibir el Paquete Económico para 2020, que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) entregará el domingo 8 de septiembre.
Laura Angélica Rojas Hernández fue aceptada el 5 de septiembre como la nueva presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, en el segundo año de la 64 Legislatura. En 2017, la diputada del Partido Acción Nacional (PAN) también se perfiló como presidenta del Senado en la 63 Legislatura.
Rojas Hernández fue presentada como propuesta por el PAN en 2017, cuando para el ter-cer año de la 63 Legislatura le tocaba al PAN presidir la Mesa Directiva del Senado de la República, pero el PRI la rechazó. Al final fue aceptada la presidencia del entonces panista Ernesto Cordero.
Como presidenta de la Comisión de Radio y Televisión de San Lázaro, Rojas
Hernández promovió varios am-paros para que se les restituyera el presupuesto al programa de estancias infantiles, a cargo de la Secretaría del Bienestar, con las reglas de operación del 2018.
Además, la panista ha presenta do iniciativas para la protección a periodistas y permitir que las colegiaturas de educación superior sean deducibles de impuestos.
AL CALCE
- La mayoría morenista aprobó varias modificaciones a esa norma, aunque la vigencia de los cambios, si son avalados por el Senado, empezarán hasta agosto de 2021.
- Morena busca crear una fuerza hegemónica que controle la mitad del periodo que dura la legislatura, aunque esto solo sucederá si en 2021 vuelven a obtener mayoría en la Cámara de Diputados.
- Los cambios a la Ley Orgánica del Congreso, de ser aprobados por el Senado, crearán incentivos perversos para que los legisladores se cambien de partido una vez electos, a fin de conformar una mayoría absoluta de manera artificial, tal y como ocurre en la actual legislatura, donde Morena llegó solo con 247 diputados, a los que luego se sumaron cuatro legisladores del PT y cinco del Partido Verde, consiguiéndose la mayoría absoluta de 256 legisladores.
- Otro factor que contribuye a la discordia entre los diputados es la creación de una cuarta vicepresidencia en la mesa directiva, con la que se pretende beneficiar al Partido del Trabajo (PT).
- Hasta ahora la Ley Orgánica del Congreso apunta que la instancia que representa a la Cámara de Diputados se integra por un presidente, tres vicepresidentes, y ocho secretarios. Exceptuando la presidencia, desde el primer año de sesiones estos cargos se distribuyen de acuerdo con el número de legisladores que tiene cada partido.
- En ocasiones esto propicia que los institutos políticos más pequeños no alcancen a integrar la mesa directiva. Ese es el caso del PT, cuya fuerza se vio disminuida cuando cuatro de sus diputados se cambiaron a More-na.
- Sin embargo, al ser aliados de este partido, ahora se intenta que los petistas cuenten con una vicepresidencia de nueva creación, la cual no entraría en vigor hasta 2021, sino en cuanto se publiquen en el Diario Oficial las reformas a la Ley Orgánica del Congreso. No se debe olvidar que todos los que forman parte de la mesa directiva participan del importante presupuesto que maneja esa instancia.
- Morena no renuncia a enfrentar un nuevo conflicto, que se generará cuando la mayoría del partido oficial presente un proyecto de reforma integral que satisfaga sus intereses, el cual no necesitará consensuarse con la oposición, porque para los cambios legislativos solo se requiere el voto favorable de la mayoría simple de los diputados y senadores.
- Si bien quienes hoy son diputados de Morena no se beneficiarán de estos cambios a la ley, los mismos legisladores se impusieron en un artículo transitorio la obligación de emitir, en un plazo de dos meses, “una reforma integral al marco jurídico que rige la organización y funcionamiento de la Cámara de Diputados”.
- Considerando este escenario, es previsible que la oposición impugne ante la Suprema Corte la nueva reglamentación de la Cámara baja, si esta llega a aprobarse sin que se le tome en cuenta, tal y como ya ha ocurrido con otras reformas.
- La lucha por el poder no ha cambiado ni un ápice entre los políticos mexicanos. Sin importar su origen ideológico o partidista, en la Cámara de Diputados se siguen disputando ferozmente los cargos que cuentan con presupuesto, pues aquellos que son honoríficos, o reciben pocos recursos del erario, normalmente están desiertos.