LO DIJO ASÍ EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:



Epístolas Surianas
(Carta a Don Héctor)
De Julio Ayala Carlos


LO DIJO ASÍ EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA: Ya no habrá más dinero para las universidades públicas. No nos van a chantajear aunque se paralice el país. Todos tenemos que actuar con austeridad. No se les dará más de lo que significa la inflación. No nos van a doblegar.
Y sí, lo anterior no lo dijo un presidente del PRI o del PAN, ni porque se lo pidiera el Fondo Monetario Internacional. No. Lo señalado líneas arriba lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, ése que durante 18 años estuvo machacando que con él en la Presidencia se invertiría como nunca antes en educación.
Y si no se invierte en educación, que es la palanca del desarrollo, y la mejor vía para alcanzar el progreso de los pueblos, ¿qué futuro le espera al país, cuándo el presidente de la República es quién se opone a invertirle en la educación de los niños y jóvenes, en cuyas manos está el futuro de México?
Es lamentable, hay que decirlo, que el presidente de la República se oponga a darle un mayor presupuesto a las universidades del país, cuando es la única oportunidad que tienen los estudiantes con menos recursos económicos para acceder a una profesión y en consecuencia mejorar sus condiciones de vida y la de sus familias.
Y es lamentable porque aparte de cerrarles una oportunidad de vida, en los hechos actúa contra los pobres, porque como ya hemos dicho, quienes no tienen los recursos suficientes para acceder en una universidad privada, no tienen más oportunidad que una universidad pública a las que hoy el presidente Andrés Manuel ya ordenó en el presupuesto de egresos del 2020, que no tendrán mayores recursos.
Sin duda que en las universidades públicas también hay actos de corrupción, incluida la Universidad Autónoma de Guerrero; sin duda que sus autoridades, en una tergiversada versión de la autonomía universitaria, han desviado recursos y por eso, año con año, no tienen los dineros suficientes para pagar salarios y aguinaldos, y sin duda, también, quienes dirigen las universidades se han vuelto ricos con el presupuesto que manejan.
Pero, y eso debiera entenderlo el presidente de la República, eso no es motivo para no darle más recursos a las universidades. En todo caso, Hay que fiscalizar los recursos que reciben, y si hay pruebas de actos de corrupción, meterlos a la cárcel, y no negarle los recursos a las instituciones.
Sin embargo, para que eso ocurra, el gobierno federal, empezando por el presidente, debe comprobar, de manera contundente, que los presupuestos en las universidades públicas no se han utilizado de manera correcta, y no actuar con suposiciones como lo hizo con las estancias infantiles y los comedores comunitarios, en donde nunca comprobó actos de corrupción para desaparecer esos programas.
Hay que decirlo. Con todo y que es el presidente de la República, con todo y que diga que es honesto, Andrés Manuel López Obrador, no es infalible. Lo que diga, no es la última palabra. Aquí, nadie es perfecto.
Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.