DE NUEVA CUENTA, COMO YA VA SIENDO


Epístolas Surianas
(Carta a Don Héctor)
De Julio Ayala Carlos


DE NUEVA CUENTA, COMO YA VA SIENDO costumbre, la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso del estado, la del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, perdió la votación frente a los diputados de oposición en la elección para el recipiendario de la Presea “Sentimientos de la Nación”. La candidatura de los alumnos del Conalep, se impuso a la propuesta a favor de Aristegui.

Y en la pérdida de la votación, aunque son mayoría en el Congreso, quien perdió directamente es el delegado federal en el estado, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, quien es el que verdaderamente manda a los diputados de Morena y maneja el presupuesto del Legislativo a través del presidente de la Junta de Coordinación Política, Antonio Helguera Jiménez, quien demostró por su parte que no sabe generar los consensos, porque le quedó grande el encargo.

Y EN ASUNTOS, TAMBIÉN DE IMPORTANCIA, el gobernador Héctor Astudillo rechazó que el estado de Guerrero sea el responsable de la violencia que se registra en el vecino estado de Morelos. Lo dicho por el mandatario de aquel estado, Cuauhtémoc Blanco, no es más que echarle la culpa a otros de lo que es su responsabilidad.

Y es que fue en Guerrero donde la Policía del Estado y el Ejército detuvieron a “El Carrete”, Sergio Mazari Hernández,  presunto líder del grupo “Los Rojos”, y quien operaba en Morelos prácticamente con total impunidad, de tal forma que si no hubiera venido a tierras guerrerenses, todavía andaría libre y haciendo de las suyas en el estado que gobierno el exfutbolista.

Dicen en mi pueblo que cuando la partera es mala, le echa la culpa al guache, o en su caso, a la parturienta, lo que bien le queda a Cuauhtemoc Blanco, quien culpa a otros de la violencia que ocurre en el estado que gobierna.

Tiene pues razón el gobernador guerrerense. No se vale que el gobierno de Morelos le eche la culpa al estado de Guerrero de la violencia que hay en esa entidad; y más cuando la violencia está en todo el país, e indicó que Guerrero ya no ocupa el primer lugar en hechos de violencia. 

Dijo el gobernador Héctor Astudillo Flores: “yo creo que los morelenses deben de ocuparse de sus asuntos con gran responsabilidad y no echarles la culpa a los guerrerenses”. Y es que, es lamentable que las autoridades del estado de Morelos siempre le echen la culpa a Guerrero de la violencia que hay en esa entidad. 

“Hay que recordar que el delincuente más peligroso que operaba en Morelos y se vino a meter a Guerrero fue Sergio Mazari Hernández, alias El Carrete, presunto líder del grupo “Los Rojos”, y aquí se detuvo.

POR ÚLTIMO, Y PARA QUE LA CUÑA APRIETE, este marte se notificó al pleno del Congreso local la expulsión del diputado Servando de Jesús Salgado Guzmán de la fracción parlamentaria de Morena, de tal forma que después de llegar a tener 24 diputados, ahora sólo cuenta con 22, toda vez que anteriormente una diputada también abandonó esa fracción.

De acuerdo al coordinador de los morenacos, Antonio Helguera Jiménez, la expulsión de Servando de Jesús Salgado se debe a las constantes amenazas que éste hizo de abandonar la bancada, así como las posturas que asumió en su contra por el paro laboral de los trabajadores sindicalizados que exigieron un incremento salarial del 13 por ciento, y las críticas que hizo al gobierno federal por el retraso en la entrega del fertilizante a los campesinos. 

Es decir, la medida tiene que ver con venganzas, toda vez que en Morena no se aceptan las críticas ni los señalamientos en contra. Es decir, todos deben obedecer las órdenes y cual avestruz, agachar la cabeza para que sus dirigentes se meen sobre ellos; sin embargo, el hoy expulsado pretendía quedarse en la bancada morenaca, argumentando que no había recibido ninguna notificación de su separación, aunque la decisión ya había sido tomada.

En fin que en la primera sesión ordinaria del Congreso del estado celebrada este martes, la Mesa Directiva, a cuya cabeza se encuentra el diputado perredista Alberto Catalán Bastida,  notificó al pleno el oficio enviado por Antonio Helguera Jiménez, de fecha 23 de agosto, “con el que se hace del conocimiento que el diputado Servando de Jesús Salgado Guzmán, deja de permanecer al grupo parlamentario de Morena”.

Así que, tras hacerse oficial la separación de la bancada de Morena, a Servando de Jesús se le observó dialogando con los coordinadores de las bancadas del PRI y PRD, Héctor Apreza Patrón y Celestino Cesáreo Guzmán, respectivamente. 

Cabe señalar que el hoy “diputado sin partido” llegó al Congreso del estado bajo las siglas del PT, partido que lo postuló para el cargo; sin embargo, como no le dieron la coordinación legislativa se unió a Morena de quien se dijo le ofreció la candidatura a presidente municipal de Chilpancingo. También, bajo la bancada de Morena obtuvo la presidencia de la Comisión de Transportes.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.