No habrá guerra contra los  carteles del narcotráfico

No habrá guerra contra los  carteles del narcotráfico

 

** “No vamos a caer en la trampa de declarar la guerra como en otros tiempos”, señala el Presidente Andrés Manuel López Obrador

Agencias
Ciudad de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que los asesinatos en Michoacán y Veracruz “sí son lamentables y constituyen todo un desafío para las autoridades”, pero acotó que “no vamos a caer en la trampa de declarar la guerra como en otros tiempos”.
Aclaró que su gobierno “no está cruzado de brazos”, pero dijo que se mantendrá la estrategia de atender las causas de la inseguridad. Incluso adelantó que se reforzará la vigilancia en diez estados “muy complicados”.
En su conferencia de prensa matutina en esta ciudad, el Presidente lamentó los crímenes, “estos actos de violencia tremendos, además por la forma en que se cometen”.
Insistió que la guerra contra el crimen organizado en el sexenio de Felipe Calderón “llevó a esta situación de inseguridad” en todo el país.
Sostuvo que revertir con los programas sociales el problema de la violencia “puede llevarnos tiempo pero es la mejor estrategia”, porque la de la guerra que inició precisamente en Michoacán, está comprobado, fracasó y se produjo mucho daño y sufrimiento.
Informó que ayer la Secretaría de Marina detuvo a una banda de 14 personas, y todavía no se determina si están vinculados con los asesinatos en Uruapan, pero describió como doloroso que entre los capturados hay dos jóvenes de 16 años.
Por ello, dijo, los programas para jóvenes con objeto de “quitárselos a la delincuencia, que no los enganchen”.
Afirmó que sí se está atendiendo el problema de la delincuencia y que también en Michoacán arrancará el programa de atención a jóvenes para prevenir adicciones, "para que tengan opciones, alternativas, que puedan estudiar, trabajar, ser felices con sus familias y no tomen el camino de las conductas antisociales”.
“Y puede llevarnos tiempo, pero esa es la mejor estrategia; la otra, está demostrado, fracasó. Precisamente inició en Michoacán, ahí fue donde se declaró la guerra al narcotráfico y se le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero, y se produjo mucho daño, mucho sufrimiento al pueblo de México”, expresó.
Anunció que precisamente en Michoacán, que “tiene un trato especial” en la estrategia de seguridad”, arrancará el programa de prevención de adicciones en la juventud.
Resaltó que aun cuando “se están presentando estos actos, sí son lamentables y constituyen todo un desafío para las autoridades, vamos a seguir con la misma estrategia y estamos seguros de que habrá buenos resultados”.
También ponderó que ahora con la Guardia Nacional existe una corporación para proteger a los ciudadanos y anticipó que, el lunes, se presentará a la Conferencia Nacional de Gobernadores el detalle de efectivos con que cuenta ese cuerpo.

Dijo que aun cuando en Durango -donde “ayer no hubo asesinatos-, Nayarit e incluso Sinaloa ha bajado la incidencia delictiva, no así en Jalisco, Michoacán, Guerrero, Guanajuato y Veracruz.
“Pero sí sabemos bien lo que está sucediendo y no estamos cruzados de brazos, estamos actuando. Y tengo confianza de que pronto vamos a bajar la incidencia delictiva”, declaró.
La oposición se ha portado muy bien: López Obrador
La oposición ha sido respetuosa y no intenta destruir al actual gobierno, reconoció el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Durante su visita al Hospital Rural Vicente Guerrero del sistema IMSS Bienestar en Durango, el titular del Ejecutivo incluso solicitó un aplauso a los que calificó como adversarios.
Eso se los tengo que reconocer a nuestros adversarios porque se han portado muy bien. No nos están viendo como enemigos. No nos ven como enemigos a destruir, sino como adversarios a vencer. Un aplauso a los opositores. A los adversarios”, dijo el presidente mientras aplaudía.
El presidente reconoció que la oposición debe existir y es una de las condiciones para que haya democracia en el país.
Incluso dijo que cumplirá su compromiso de no buscar la reelección como algunos de los opositores lo han acusado.
Yo, aunque las circunstancias se presenten favorables, yo no voy a reelegirme, soy partidario del Sufragio Efectivo, No reelección”, enfatizó el titular del Ejecutivo.
Insistió en que un mecanismo para acotar su poder es la iniciativa de reforma constitucional en materia de participación ciudadana para contemplar la revocación de mandato, que tentativamente se aplicaría en 2021.
López Obrador insistió en que su administración es austera, pues de los 3 mil millones de pesos anuales que gasto la Presidencia de la República ahora sólo se gastarán 600 millones.(Con información de Excélsior y La Jornada Nacional)