Encabeza Efrén Romero 199 aniversario  del Abrazo de Acatempan 

Encabeza Efrén Romero 199 aniversario  del Abrazo de Acatempan 

 

Acatempan, Teloloapan, Gro.
El presidente municipal de Teloloapan, Efrén Romero Sotelo, encabezó los festejos del 199 aniversario del Abrazo de Acatempan, entre  Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide, con lo cual se concretó la independencia de México.
La ceremonia contó con la presencia de Juan Roberto Romero Valladares, subsecretario de los Migrantes y Asuntos Internacionales, quien acudió como representante del Gobernador del Estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, el coronel de Infantería, Carlos Martín Brachetti Bermudes y del comisario de la comunidad de Acatempan, Florentino Hernández Galván.
Además Robell Uriostegui Patiño, diputado del Distrito XX, el presidente municipal de Apaxtla de Castrejón, el Director del sistema de información turística del Estado de Guerrero en la CDMX; José Silvestre Jaimes y representantes de la mina Capela Peñoles.
Durante los festejos, como ya es tradición, se escenifico el histórico acontecimiento, con actores de la localidad que recordaron el diálogo entre el caudillo de los insurgentes e Iturbide.
Según el relato de Lorenzo de Zavala, se entabló un breve diálogo entre ambos caudillos, tras el cual se produjo el abrazo.?
-No puedo explicar la satisfacción que experimento al encontrarme con un patriota que ha sostenido la noble causa de la independencia y ha sobrevivido él solo a tantos desastres, manteniendo vivo el fuego sagrado de la libertad. Recibid este justo homenaje de vuestro valor y de vuestras virtudes.
Agustín de Iturbide, refiriéndose a Vicente Guerrero.
-Yo señor, le digo, felicito a mi patria por que recobra en este día un hijo cuyo valor y conocimientos le han sido tan funestos.
Vicente Guerrero, refiriéndose a  Agustín de Iturbide. 
Este acontecimiento fue clave para consolidar criterios de ideología política y militar. El acuerdo de paz entre las fuerzas que dirigían Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide, propiciaron la unión de estos bandos, con el fin de trabajar en conjunto y lograr la independencia de México. 
Tomando en cuenta que Iturbide formaba parte del ejército realista y defendía los intereses de la corona española, mientras Guerrero peleaba por la independencia mexicana, las expectativas de reconciliación eran bastante nulas. Sin embargo, el abrazo fue posible cuando Vicente Guerrero se enteró que las intenciones de Iturbide eran unificar esfuerzos para alcanzar la independencia.
Aunque la guerra entre los rebeldes y realistas se había extendido por varios años, en esta oportunidad quedaba claro que la corona española ya no tenía manera de contener el movimiento libertario que fue cobrando más fuerza a medida que los insurgentes obtenían más apoyo.
Tanto Iturbide como Guerrero reconocieron que estaban luchando por una misma causa, el de ver a México como nación independiente. Este acuerdo no solo limó las asperezas entre Iturbide y Guerrero, también sirvió para sentar las bases de una unificación inédita entre el ejército insurgente y el ejército realista. Juntos formaron el Ejército Trigarante, el cual fue el medio por el cual la nación logró su independencia del yugo español.
En agosto de 1821, Iturbide firmo el tratado de Córdoba con Juan O’Donojú, el cual permitió que México proclamara su independencia definitiva del imperio español el 27 de septiembre de 1821.