Cocula símbolo de la impunidad

Cocula símbolo de la impunidad

Visita familia LeBarón el basurero de la “Verdad Histórica” y  reitera que hay crisis humanitaria
Réplica e Interacción 
Cocula, Gro. 
Integrantes de la familia mormona LeBarón visitaron esta mañana el basurero de Cocula, primer lugar donde fueron buscados los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014, y reiteraron que, por la violencia, Guerrero enfrenta una crisis humanitaria.
Ahí, Julián LeBarón aseguró que el basurero -referente de la llamada «verdad histórica» establecida por la pasada administración, que planteó que los estudiantes fueron incinerados en ese lugar- representa «la traición, el crimen, la violencia y el engaño» que padece el país por parte del gobierno.
Tres integrantes de la prominente familia LeBarón, originaria de Chihuahua y que en noviembre pasado fue víctima de un ataque armado en el que perdieron la vida tres mujeres y seis niños, llegaron a Iguala la noche de ayer y hoy se disponen a visitar a los padres de los dos menores, un joven de 16 y una niña de 13 años, que fueron asesinados la tarde del domingo.en la comunidad de Tomás Gómez, perteneciente al municipio de Cocula.
Aproximadamente a las 8:30 de la mañana arribaron al basurero de Cocula resguardados por policías federales. Un activista les explicó el contexto de la «verdad histórica» construida en su momento por el ex procurador de la república, Jesús Murillo Karam, versión que finalmente fue desmentida tras la intervención de organismos internacionales.
«Esto es un símbolo de la impunidad que estamos viviendo, es un símbolo del fracaso de nuestro sistema judicial», expresó Brian LeBarón.
También críticó que las autoridades federales minimicen los llamados de auxilio de las comunidades que son víctimas de la delincuencia, y reiteró que en Guerrero existe una crisis humanitaria.

pide acompañamiento jurídico para familia
de los niños asesinados en Cocula
Por su parte, Adrián Le Barón reprochó la ausencia de autoridades que garanticen el acompañamiento de la familia de Alexis y Adilene, dos hermanitos menores de edad asesinados la jornada del domingo cuando regresaban a su casa, pues hasta el momento se les ha dejado en el abandono.
En una charla con los medios, Adrián sostuvo que cuando se inicia un proceso de esa naturaleza, además del duelo viene un periodo muy largo de presentación de denuncias y ratificación de las mismas.
“Son casos muy largos y fuertes, aquí deben estar instancias como la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), quiero preguntar ¿Dónde están en estos momentos? ¿Quién apoya a las familias en el terreno jurídico? Es en este momento y en este lugar donde deben estar los profesionales de la atención a las víctimas”, señaló.
Recordó que en su caso, cuando se hija fue asesinada sufrió un abandono institucional por espacio de tres meses, lo que se recompuso hasta que tomó la decisión de ir a buscar a las instituciones.
“Casi tuve que ir a tumbares a puerta”, recuerda.
Hizo un llamado a las autoridades para hacer acto de presencia, acompañar a los deudos y principalmente a la madre, quien señaló, se encuentra iniciando una etapa de mucha vulnerabili dad