Tomás Zerón se ampara para no ser detenido por caso Ayotzinapa

Tomás Zerón se ampara para no ser detenido por caso Ayotzinapa


Agencias
CDMX

 

El exdirector de la Agencia Criminal de la desaparecida PGR -ahora llamada Fiscalía General de la República- promovió el martes un amparo contra cualquier orden de aprehensión en su contra por el caso Ayotzinapa.
Mediante el juicio 389/2020, el exfuncionario federal señaló como autoridad responsable de emitir dicha orden de captura al titular del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Guerrero, con residencia en Chilpancingo, entre otras autoridades
El recurso de amparo se encuentra en el Juzgado Octavo de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, sin embargo el juez aun no lo acepta a trámite.
De acuerdo con el resolutivo que radica en el expediente 389/2020, el juez Samuel Sánchez Sánchez,  concedió un plazo de cinco días ingrese vía juicio en línea el certificado digital de firma electrónica relativo al poder notarial otorgado en su favor.
En caso de no contar con el referido certificado digital o evidencia criptográfica, manifieste bajo protesta de decir verdad, que el documento electrónico relativo al instrumento notarial que acompañó a la demanda de amparo es copia íntegra e inalterada del documento impreso.
Asimismo señaló  bajo protesta de decir verdad su domicilio ya que de acuerdo a los antecedentes, Tomás Lucio indicó que reside en Metepec, Estado de México; sin embargo, de la copia de la credencial para votar que se anexó al documento expedido por el Notario Público 72 de la Ciudad de México, quedó de manifiesto que su domicilio está ubicado en Cuajimalpa de Morelos, Ciudad de México, el cual coincide con el que se proporcionó el 25 de junio de 2019, cuando acudió a firmar el documento notarial otorgado.
“Se apercibe a la promovente que en caso de no cumplir con cualquiera de los requisitos anteriores, se tendrá por no presentada, acorde con lo previsto en el penúltimo párrafo del citado artículo 114 de la Ley de Amparo”. señala el fallo.
Tomás Zerón de Lucio y Carlos Gómez Arrieta, ex director operativo de la Policía Federal Ministerial, se han convertido en dos de los principales objetivos del gobierno federal en el caso Iguala, ya que hay órdenes de aprehensión en su contra, por tortura, desaparición forzada y contra la administración de justicia, mientras que a Gómez Arrieta y al ex agente federal Julio Dagoberto Contreras se les acusa de tortura.
Aunque los hechos se denunciaron desde 2015, la investigación no progresó hasta el año pasado, cuando se hizo público el video donde se muestra como torturaba a una de sus víctimas: Carlos Canto Delgado.
Zerón de Lucio, como titular de la Agencia Criminal, estuvo al cargo de la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.
En los informes de GIEI se le señaló como responsable de haber violado el debido proceso, al alterar evidencia del caso y haber sembrado bolsas de plástico con osamentas en el Río San Juan, ubicado en Cocula, Guerrero, para sustentar la llamada 'Verdad histórica'.
El 28 de octubre de 2014, llevó a cabo una diligencia en el Río San Juan, a donde fue llevado Agustín García Reyes, El Chereje, un sicario del grupo Guerrero Unidos y uno de los entonces detenidos por el caso.
Tras la diligencia se localizaron las citadas bolsas con restos óseos, entre los que se encontraban los de Alexnader Mora Venancio, hasta ahora uno de los dos estudiantes de los cuales se han hallado parte de sus restos. El otro estudiante identificado es Jhosivani Guerrero de la Cruz, según estudios de genética realizados por la Universidad de Innsbruck, Austria.
A partir de ahí, los padres de los normalistas de Ayotzinapa no han cesado en su demanda de que se castigue penalmente al exfuncionario