Sugiere obispo de Guerrero “afrontar la situación” y salir  de casa, tras celebraciones masivas a Santiago Apóstol   

Sugiere obispo de Guerrero “afrontar la situación” y salir  de casa, tras celebraciones masivas a Santiago Apóstol   

 

API
Chilapa, Gro. 

Luego de que se desarrollaran celebraciones (en algunos lugares masivas) en el Estado de Guerrero; el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza sugirió esta mañana después de la misa de la una de la tarde en la catedral de Chilapa, que es momento de “afrontar la situación” respecto al Covid-19, y por lo tanto de salir de casa.   
Durante una entrevista ante reporteros locales, primero indicó que los ciudadanos deben ser responsables y hacer el esfuerzo de no contaminarnos unos con otros.
“El coronavirus no es ningún juego porque nos está afectando y tenemos que hacer como personas ese esfuerzo de no contaminarnos y no contaminar a los demás. Sabemos qué hacer perfectamente, sobre todo tomar la sana distancia, el uso de gel antibacterial, uso de cubrebocas”, dijo.
Después Rangel Mendoza lamentó que en varios mercados de distintos municipios no se están tomando las medidas pertinentes para evitar la propagación del virus, porque la gente se aglomera y “no quiere atender”.
Puso como ejemplo que en la catedral de Chilapa “se logró que la gente entre con cubrebocas, que tomen la sana distancia”.
No obstante, consideró que es difícil seguir en el encierro a estas alturas de la pandemia: “mi punto de vista es que debemos afrontar la situación porque si nos encerramos no vamos a conseguir gran cosa, porque se va retrasando la cuestión económica, política. En los niños y entre los mismos sacerdotes algunos están entrando en la depresión”.
Cabe mencionar que este fin de semana se desarrollaron varias festividades religiosas en honor a Santiago Apóstol, y en algunos lugares de Guerrero se observaron concentraciones masivas de feligreses, como en el caso de la localidad de San Agustín Oapan de Tepecoacuilco de Trujano donde hubo corrida de toros, o en Tlacotepec que hubo danzas.  
Sobre esto, el líder católico se limitó a decir que él asistió a Mochitlán, en donde la misa salió “en orden”, con sana distancia. Lo mismo en Quechultenango y Zumpango; afirmó.
Luego deslindó que “muchas veces las personas quieren hacer su pachanga y pues a la iglesia católica se le salen de control”, por lo que llamó a las autoridades a apoyar con filtros o cualquier otra acción, “porque eso ya está fuera de las celebraciones religiosas”. (www.apiguerrero.net)