Retienen a militares en la  Sierra de Heliodoro Castillo

Retienen a militares en la  Sierra de Heliodoro Castillo

Por retraso de programas federales

 

**Vocero niega el hecho; fue un acercamiento pacífico, dice comisario 

API y Réplica Diario Digita de Guerrero
Chilpancingo, Gro.

Ante el incumplimiento del Gobierno Federal para la entrega de programas sociales, habitantes de varios poblados de la zona serrana de Heliodoro Castillo y San Miguel Totolapan retuvieron a un grupo de militares en el campamento denominado “Las Margaritas".

La principal exigencia, es una mesa de trabajo con el delegado en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros y el responsable del programa de fertilizante, Jorge Gage,  a quienes habían dado un plazo de 20 días para recibirlos, pero hicieron caso omiso. 

Tanto el número de militares retenidos, y pobladores que participan en la movilización es indeterminado, uno de los comisarios informó vía telefónica que permanecerán en el sitio y no permitirán el retiro de las Fuerzas Armadas, hasta que haya una respuesta satisfactoria.

Desde el 11 de octubre en el poblado de Los Capulines, habitantes de 25 comunidades denunciaron que a pesar de que ellos disminuyeron la siembra de amapola, las autoridades no les han cumplido con proyectos productivos para salir adelante, y piidieron detener la fumigación de los pocos plantíos que les quedan.

En esa ocasión dieron 20 días de plazo para tener una respuesta, pero fue hasta este lunes cuando acudieron al campamento en Las Margaritas, donde solicitan la presencia de los representantes del Gobierno Federal.

Los inconformes, en su mayoría campesinos, explicaron que la protesta es pacífica, y no se ha presentado ninguna agresión contra los elementos, y la petición al grupo destacamentado en Las Margaritas, es que intervengan ante las autoridades para agilizar la instalación de una mesa de trabajo.

Hasta el cierre de esta edición, los elementos habían cumplido más de seis horas retenidos, en espera de una respuesta del delegado federal, o en su caso de algún otro representante del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, con capacidad resolutiva. 

NIEGAN RETENCIÓN DE SOLDADOS EN LA SIERRA DE GUERRERO
El vocero de la mesa de Coordinación estatal para la Construcción de la Paz en Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, y uno de los comisarios de la región serrana del estado, que pidió omitir su nombre, señalaron que no hubo retención de soldados esta tarde, como se reportó en redes sociales.

El comisario, contactado vía telefónica, indicó que no se trató de una retención si no de un acercamiento pacífico para solicitarles que sirvan de enlace con el Gobierno federal, sin embargo, afirmó que hasta esta noche se mantiene en el campamento militar en espera de que lleguen funcionarios a dialogar.

«No los estamos reteniendo si no que venimos pacíficamente a pedirles a ellos que nos sirvan como enlace y hagan llegar nuestra voz allá a los delegados federales que no nos han cumplido de la reunión que tuvimos en Campo Morado, es nuestra petición», dijo.

Y agregó: «Aquí estamos, aquí vamos a permanecer hasta que se presenten los funcionarios que estamos solicitando hablar con ellos».

Por parte de las autoridades, Álvarez Heredia informó que la mesa de Coordinación no tiene ninguna alerta respecto a la retención de elementos del Ejército en la zona serrana del estado.

«No hay absolutamente ningún reporte que diga que hay retenidos o cuando menos una alerta hacia nuestra mesa de seguridad que diga que están detenidos, que hay que mandar a negociadores o a personas que dialoguen con ellos. Hasta este momento no hay nada, no tenemos ningún reporte para confirmar que hayan sido retenidos efectivos del Ejército Mexicano en alguna operación de combate a cultivos ilícitos», señaló.

A través de redes sociales circuló la versión que soldados habían sido retenidos en la comunidad de Las Margaritas, luego de que se venciera el plazo de 20 días que 27 comisarios dieron al Gobierno federal para que atendiera un pliego petitorio basado en la entrega de proyectos productivos y que pararan la destrucción de campos de amapola.

Sin embargo, uno de los comisarios y las autoridades negaron la retención de militares.