Quédate En Casa es un lujo que no  se pueden dar las familias pobres

Quédate En Casa es un lujo que no  se pueden dar las familias pobres


Rogelio Cendejas/Quadratín 
Zihuatanejo, Gro.
El confinamiento por la pandemia de Covid 19 que dispusieron los tres órdenes de gobierno causa aflicción en cientos de familias pobres, pues quienes viven al no se pueden dar el lujo de acatar el Quédate
 En Casa. Para quienes el trabajo de hoy es el alimento de mañana, la cuarentena se ha traducido en miseria y hambre, pues no se pensó en ofrecer una alternativa a quienes menos tienen, personas que perciben un salario mínimo y se ven obligados a salir a buscar algo que les deje un dinerito para comer ese día.
 “Como dice el gobierno ‘no salga de su casa’, pero ¿de dónde vamos a comer señor?”, pregunta con preocupación José Luis Perea Carbajal, quien es acomodador de autos en el estacionamiento de la playa La Cucaracha. 
José Luis es padre soltero de dos niñas, desde que se cerraron las playas se quedó sin trabajo y se ha visto en la necesidad de salir a buscar otro, para llevarles de comer a sus hijas.
 Comenta que en los más de dos meses que lleva el aislamiento solamente le han dado una despensa en la colonia donde vive, pero un paquete de alimentos no rinde muchos días, por lo que también a pedir dinero para obtener algo de comida.