Prevé la alcaldesa Erika Alcaraz Sosa un  panorama alentador para Tixtla en 2020

Prevé la alcaldesa Erika Alcaraz Sosa un  panorama alentador para Tixtla en 2020

Sobre todo en materia presupuestal

 

Tania Nereida Catalán 
Chilpancingo, Gro.

La Presidenta Municipal de Tixtla, Erika Alcaraz Sosa, prevé un panorama alentador en 2020 para su municipio en materia presupuestal, ya que solo así saldrá adelante del atraso financiero que enfrenta la administración ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Tras rendir su primer informe de labores este fin de semana, la alcaldesa de Tixtla aseguró que no procederá penalmente contra el ex alcalde  Hossein Nabor Guillén, tras dejarla involucrada de un adeudo millonario por el cual le embargaron todas sus propiedades.

Erika Alcaraz reconoció que el Ayuntamiento no pasa por las mejores circunstancias financieras, pero tampoco prevé una situación catastrófica para el municipio, considera que con la aprobación del presupuesto para ejercerlo en el 2020, Tixtla salga adelante de los problemas que padece.

Mencionó que a un año de su administración municipal, la recaudación subió un 10 por ciento, hecho que les ha ayudado para mejorar el presupuesto que le asigna el gobierno federal, por tanto dijo que seguirá concientizando a la población para que paguen sus servicios y así sea como salga delante Tixtla.

Declaró: “Contenta si estoy, pero satisfecha no, hay muchos retos importantes que vamos a superar, estamos preparados para enfrentar el 2020 y superar las deudas, por lo que vamos a detonar con más trabajo hasta lograr el cambio, tengo confianza que así será por lo que preveo un mejor panorama”.

Comentó que ya ha solicitado de muchas maneras la intervención del gobierno federal y estatal para que le apoyen en cuanto al pago de sus deudas, pero han sido negadas las peticiones, por lo que tendrán que volver a tocar puertas para que le ayuden a resolver los problemas.

Mencionó que sus abogados ya trabajan para poder concluir con el embargo que le fincaron a ella, por las malas acciones que cometió el anterior alcalde, por eso dijo que están buscando la forma de que el propio Hossein Nabor resuelva los pendientes económicos que dejó.

Dijo: “Son muchos apercibimientos que recibo a mi nombre, como yo soy la alcaldesa, llegan a mi nombre, pero el uso y manejo de esos recursos no hice yo, por lo tanto estamos buscando la forma de que sea a él en su condición de ex alcalde enfrente este problema legal que está ocasionando mucho retraso al Ayuntamiento”.

Afirmó que seguirá tocando puertas, ya que tiene cercana la fecha de pagar a Hacienda la cantidad de 5 millones de pesos, como un adelanto de lo que se debe de la administración pasada.

Erika Alcaraz Sosa mencionó que no tiene nada personal contra Hossein Nabor, pero si considera justo que se responsabilice de sus actos, ya que los adeudos millonarios que dejó pendientes, están causando un atraso importante en contra de la ciudadanía tixtleca.