Policías y militares recorren diez  pueblos de la Sierra de Zihuatanejo 

Policías y militares recorren diez  pueblos de la Sierra de Zihuatanejo 

 

Luego de que se reportara el desplazamiento de 70 familias 

 Interacción
Chilpancingo, Gro.
Desde la jornada del viernes, elementos de la Policía del Estado, pertenecientes del Grupo Jaguar, de la Guardia Nacional y de la Policía Municipal, recorren desde la jornada del viernes las comunidades de la sierra de Zihuatanejo, en las que se reportó el desplazamiento forzado de al menos 70 familias. 
El operativo desplegado en la sierra de Zihuatanejo fue reforzado por elementos del Ejército Mexicano, se implementó por instrucciones del gobernador Héctor Astudillo Flores y las autoridades representadas en la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, tras una denuncia ciudadana realizada el jueves pasado a diferentes medios de comunicación, teniendo como origen un hombre llamado Gerardo "N", quien dijo ser poblador de una comunidad cercana a Pantla. 
En la reunión del viernes, el Gobernador Astudillo Flores llamó telefónicamente a Gerardo "N", cuya localización celular se ubicó en los límites del Estado de México con Hidalgo. 
Tras escuchar las peticiones de seguridad para la sierra de Zihuatanejo, el Gobernador Astudillo le indicó que se realizaría el mismo viernes un operativo de seguridad en esas comunidades, luego preguntó entre otras cosas a Gerardo "N", si se han registrado víctimas en esa zona de Guerrero, a lo que este respondió: "No, ahorita no, gracias a Dios estamos bien, no, ahorita está bien todo". 
El Secretario de Seguridad Pública del Estado, David Portillo Menchaca, informó que durante el fin de semana  se realizaron recorridos de seguridad y vigilancia en prevención del delito, en patrullas y a pie - tierra, por diferentes comunidades del Municipio de Zihuatanejo, entre ella El Sandial, El Zapote, El Mamey, Pie de la Cuesta, El Zapotillo, El Zapote y El Hujal, teniendo proximidad social con la mayoría de sus pobladores y autoridades locales. 
En dichos recorridos, las corporaciones reportaron que no pudieron corroborar el desplazamiento masivo de familias. 
Al arribar a la comunidad Puerto de los Ángeles, en la sierra de Zihuatanejo, se reforzó la coordinación con efectivos del 75 Batallón de Infantería con sede en Petatlán y del cuarto Grupo de Morteros con sede en Zacatula, indicó el secretario Portillo Menchaca. 

El recorrido se mantuvo en las comunidades de la sierra de Zihuatanejo, con el seguimiento de las fuerzas de seguridad incorporadas a la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz.
Desplazados señalan que a pesar
del operativo sigue la violencia
No obstante el operativo iniciado el fin de semana, los pobladores denunciaron que la situación en el área sigue igual y que no ha cambiado nada.
De acuerdo al portal web  de La Jornada, vía telefónica, las familias insisten en que las fuerzas federales y estatales permanezcan en ese lugar.
Los desplazados recordaron que enviaron oficios al presidente Andrés Manuel López Obrador y a funcionarios del gobierno federal el 17 de junio, pidiendo su intervención para que les otorguen medidas cautelares: “pedimos al gobierno que envíe a esta parte de la Sierra el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional para que detenga a los delincuentes pero hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta”.
Las agresiones han sido constantes desde el pasado 10 de mayo, lo que obligó a 70 familias, unas 300 personas, de las comunidades de Puertecito, El Mamey, La Vainilla, El Abrajal, Arroyo Seco, La Soledad, Puentecillos, Piedras Rodadas, Zapotillo, Pie de la Cuesta y Paso del Burro a salir de sus pueblos.
Gerardo “N”, reconoció que el pasado viernes se comunicó por vía telefónica el gobernador Héctor Astudillo Flores, “en ese momento me encontraba en el estado de Morelos, con rumbo a la ciudad de México para comprar una antena que se va a utilizar en los pueblos para instalar un sistema de comunicación vía radio civil. Le dije que efectivamente no ha habido muertos ni heridos, pero que nos están amenazando y estamos viviendo en los cerros”.
Anunció que este lunes buscará hablar con el gobernador desde un cerro para decirle que no cumplió con su palabra de que iba a venir a esta zona: “la gente quiere que el grupo de delincuentes sean detenidos para que puedan regresar a sus pueblos, y seguir con su vida normal “queremos estar en nuestras casas y seguir trabajando en nuestras tierras sembrando maíz y cuidando nuestro ganado, en mi caso soy ganadero”.