Obispos de Guerrero reprochan que la política se desvirtuó  y que haya extorsiones en plena pandemia del Covid-19 

Obispos de Guerrero reprochan que la política se desvirtuó  y que haya extorsiones en plena pandemia del Covid-19 

 

* Llaman a la ciudadanía a ejercer su derecho al voto de manera razonada    

Interacción 
Chilpancingo, Gro.
Los obispos del estado de Guerrero denunciaron que en el contexto de la pandemia, hay grupos de personas que se han dedicado a la extorsión y al acaparamiento de productos de primera necesidad, también reprocharon que la actividad política se desvirtuó gravemente, por eso llamaron a la población a ejercer su derecho al voto con mucha responsabilidad el próximo mes de junio. 

La noche del jueves 20 de enero, los obispos de las Diócesis de Acapulco, Leopoldo González González; Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza; Ciudad Altamirano, Joel Ocampo Gorostieta y Dagoberto Sosa Arriaga de Tlapa, emitieron un comunicado tras sostener una reunión de manera virtual. 

 

De inicio, dirigen palabras de consuelo a los familiares de quienes han fallecido a causa del COVID-19, algunos de ellos, señalan que estaban relacionados con la tarea pastoral o eran familiares cercanos. 

“damos nuestra palabra de ánimo a todos aquellos que luchan por superar el contagio con la confianza puesta en Dios; nuestra palabra de agradecimiento a todo el personal médico, a las autoridades civiles y a las familias que luchan por ayudar a sanar o a contener el contagio; nuestra palabra de súplica para que todos seamos responsables cuidándonos mutuamente y siendo solidarios ante la necesidad del otro”, refieren los jerarcas de la iglesia en el estado de Guerrero.  

Luego plantean: “Es un deber nuestro clamar por justicia al cielo y a nuestras autoridades civiles estatales y federales ante el hecho que, en esta situación tan difícil, haya personas sin escrúpulos capaces de enriquecerse extorsionando a quienes viven de las escasas ganancias de sus trabajos o acaparando productos y encareciéndolos o limitando el libre comercio en pueblos y regiones”. 

Sostienen que guardar silencio o ser indiferentes ante ello, los convertiría, en cierto modo, en aliados de quienes abusan impunemente. 

También reprochan “la pasividad en la que se está dejando a muchas personas y familias, haciéndolas dependientes del altruismo, cuando en realidad necesitan trabajo que les dé el sustento y la capacidad de desarrollarse”. 

Recuerdan entonces, que en el país se acerca un tiempo muy importante para el futuro de las entidades federativas, pues se tiene que elegir a las autoridades civiles que guiarán a los Estados de Guerrero, Michoacán y México, entre otros que han sido severamente golpeados por situaciones que aseguran,  exigen una mayor atención para quienes son más afectados. 

Viene entonces un reclamo: “Es preocupante que una actividad tan noble como es la política, se haya desvirtuado, y muchos ciudadanos la vean con apatía, rechazo e indiferencia, detrás de este hecho están a menudo los errores, la corrupción, la ineficiencia de algunos políticos”. 

En consecuencia, los cuatro obispos hacen un llamado a todos los ciudadanos para que ejerzan su derecho a elegir de manera razonada y responsable, con la advertencia de que se necesitan personas que busquen el desarrollo de todos y no sólo sostener o hacer progresar “su carrera política”.