No asiste la alcaldesa de Tixtla a reuniones para la construcción  de la paz

No asiste la alcaldesa de Tixtla a reuniones para la construcción  de la paz


Josefina Aguilar Pastor

Chilpancingo, Gro.
Erika Alcaraz Sosa, presidenta municipal de Tixtla, admitió no asistir a todas las reuniones de la mesa para la construcción de la paz, por no recibir en ellas, acciones concretas para abatir la delincuencia; además de que la incidencia delictiva ha bajado hasta en un 90 por ciento, y el gobierno federal, le ha informado que al no contar el municipio con 100 mil habitantes, no puede acceder a programas de apoyo en materia de seguridad pública.

Cuestionada respecto al anuncio hecho por el gobierno federal, de que evidenciaría a los gobernadores y presidentes municipales  que no asistan a las mesas para la construcción de la paz en materia de seguridad, publica; la alcaldesa respondió que de manera personal, ha asistido a algunas, a otras, ha ido el Secretario de Seguridad Pública Municipal, pero no a todas, pues sesionan hasta tres veces por semana y no puede dejar el ayuntamiento todos los días.

Pero además Alcaraz Sosa, dijo que “yo no veo avance en esas reuniones, es solamente información, tú dices que pasó en esa semana, como están trabajando y es todo, no hay acciones realmente concretas que digan a ver tu problema es este; y algún problema de inseguridad, tu no lo puedes exponer frente de medio mundo que está ahí, yo creo que no están bien informados de cómo se llevan a cabo esas mesas de trabajo, o les falta estructurarlas a lo mejor un poquito más”.

Sostuvo que en comparación con el índice de inseguridad que registraba el municipio el año pasado que asumió la presidencia, ha disminuido, hasta en un 90 por ciento “nosotros no tenemos ningún problema”, recalcó.

El delito que prevalece, es el de extorsión telefónica, que realizan delincuentes desde un penal, en el que le dicen a una persona que no conteste ninguna otra llamada, que no llame a su familiares, que se salga de su casa o el lugar en el que se encuentre que se vaya a un hotel, y deposite cierta cantidad; cuando se vence el cuarto, se dedican a deambular por las calles “así hemos encontrado a varios”, dijo la edil.

Esto ocurre, a pesar de las campañas que el ayuntamiento ha realizado para prevenir este delito, pero “la gente sigue cayendo” lamentó.

Alcaraz Sosa también refirió, que de parte del gobierno federal, recibió un comunicado en el que le informan que al no contar el municipio de Tixtla con 100 mil habitantes, no puede tener acceso a ningún tipo de apoyo en materia de seguridad, “entonces por un lado nos mandan un oficio y por otro nos cita”,  exclamó.

Hasta el último censo, Tixtla contaba con una población de 44 mil habitantes, ni siquiera los 50 mil, después de marzo en que se realizará el próximo censo poblacional, sabrán cuantos son, comentó la alcaldesa.