En riesgo de perderse la cosecha  de flores en los campos de Tixtla 

 En riesgo de perderse la cosecha  de flores en los campos de Tixtla 

 

** Campesinos trabajaron durante tres meses para la venta en el Día de Muertos 

Juan Blanco/API
Tixtla, Gro.

Campesinos de Tixtla han trabajado intensamente durante tres meses en sus sembradíos de flores para el Día de Muertos, sin embargo las fuertes lluvias generadas por la Tormenta Tropical "Narda" podrían provocar pérdidas totales de estos productos. 

Tal es el caso del señor Humberto Flores Juárez, quien, sobre un campo plano, sembró más de una hectárea de flores como cempazúchitl, mercadela, perrito, nube, terciopelo, a las que el agua que se encuentra abnegada por el tipo de terreno, están por rebasar. En caso de que el nivel de esta continúe aumentando, no habrá cosecha y por lo tanto "tampoco ingresos".

El productor advirtió que la margarita, un tipo de flor recién sembrada y utilizada para las festividades religiosas de la Virgen de Guadalupe, y Navidad, realizados el 12 y 25 de diciembre, respectivamente, también está en riesgo de dañarse, pues esta, que alcanza a penas los 20 centímetros de alto, sí fue cubierta completamente por la laguna que se formó. 

El mismo problema lo viven 150 productores más de flores, 50 de los cuales tienen sus sembradíos en la misma zona que don Humberto, es decir al sur poniente de Tixtla y cercanos a la colonia Alejandro Cervantes, a la altura del punto conocido como Los depósitos. 

Mientras que los otros 100 campesinos, tienen sus sembradíos en la zona oriente de la ciudad y a los alrededores de la laguna "Espejo de los Dioses", la cual este domingo estaba por desbordarse y causar, además, la inundación de decenas de viviendas de los barrios del Santuario, Santa Cecilia y San Antonio, asentamientos ubicados en la parte más baja de Tixtla.

Dijo que en los últimos tres meses han trabajado duramente para que sus productos los ofrecieran, como cada año, en ciudades como Chilpancingo, Acapulco e Iguala, por el Día de Muertos, sin embargo, lamentó, ese esfuerzo de "se está viendo perdido en dos días" por las fuertes lluvias de Narda. 

No obstante, Flores Juárez, de alrededor de 50 años de edad, confió en que el nivel del agua disminuya, pero sí dejó en claro que habría recuperaciones de cosecha sólo del 50 por ciento, por lo que solicitó el apoyo a las autoridades de los tres niveles de gobierno, ante una posible crisis. 

"Ojalá ahora sí las autoridades hagan algo por nosotros", dijo don Humberto, pues recordó que durante los fenómenos meteorológicos de Ingrid y Manuel, registrados en 2013 y que dejaron a su paso por Guerrero cuantiosas pérdidas materiales y humanas, sólo los censaron pero jamás se vió la solución.

"Si no nos apoyan, solos tenemos que empezar de cero. Lamentablemente así es para el campesino y posiblemente hasta los tres meses quizá vamos a comer", ironizó.