Condena alcaidesa  de Tixtla  irresponsabilidad de católicos

Condena alcaidesa  de Tixtla  irresponsabilidad de católicos


Tania Nereida 
El Ayuntamiento Municipal de Tixtla lamenta la falta de conciencia que asumieron algunos habitantes quienes decidieron salir de sus casas para participar en la peregrinación ante la celebración de la Santísima Virgen María representada en la Virgen de la Natividad.
A través de su cuenta personal de Facebook, la Presidenta Municipal de Tixtla, manifestó su malestar tras la “actitud irresponsable” que asumió la ciudadanía quien no acato ninguna indicación que patentizaron los integrantes del Consejo Parroquial del Santuario, ni del propio Ayuntamiento, quien pidió a la población no participar dentro de la peregrinación, solo habían acordado sacar a la imagen de la Virgen de la Natividad a realizar un recorrido por un gesto de fe ante la pandemia que se vive.
Gran asombro causó ver imágenes de la peregrinación que se llevó a cabo este domingo por las calles aledañas al Santuario, donde la población participó masivamente, llevando con ello, a pedir de forma inmediata a los integrantes del Consejo Parroquial a concluir el recorrido y de nueva cuenta regresar la imagen de la Virgen a la Iglesia.
La alcaldesa comentó “Es lamentable la actitud irresponsable de la ciudadanía que no acata ninguna indicación, a pesar de los múltiples llamados de atención, a pesar de la situación tan grave que estamos viviendo, fue un gesto de fe de parte del Consejo Parroquial sacar a la Virgen en éste recorrido que se les explicó mil veces sería sin gente y podrían verlo desde sus hogares, le he pedido al Presidente del Consejo que de manera inmediata lleve de regreso a la Virgen a su Santuario y de por terminado éste recorrido”.
Recordó que Tixtla vive una situación muy grave de casos por COVID-19, posiblemente con un registro de 30 contagios hasta este domingo, por lo que no comprendió la actitud que asumió la población religiosa, para haber salido de sus hogares y participar en un recorrido inicial de únicamente los integrantes del Consejo Parroquial del Santuario.
Visiblemente molesta la alcaldesa, aseguró que al ver el desacato de la población, ha solicitado como autoridad que es, suspender toda actividad religiosa conmemorativa, ya que dijo que lo que menos quiere es poner en riesgo a la ciudadanía, quien no respeta el llamado a cuidar su propia salud.
Dijo “Estamos pasando momentos que como autoridad son muy complicados, si la gente no colabora, no sé cómo ayudarles, siempre abono a la comprensión, apoyo y respeto ciudadano, a la vida de las demás personas que habitan en éste municipio”.
Erika Alcaraz Sosa precisó que el municipio de Tixtla cuenta con el respaldo e intervención del gobierno federal y estatal, por lo que no han sido abandonados en esta contingencia sanitaria que vive el mundo, pero no por ello, su administración pasará por alto, esta actitud irresponsable que tomaron algunos ciudadanos este día al celebrar a la Santísima Virgen de la Natividad.