Antorchismo de Guerrero amagan con  radicalizar sus protestas en los próximos 

Antorchismo de Guerrero amagan con  radicalizar sus protestas en los próximos 


Baldemar Gómez Roque 
Chilpancingo, Gro.
Vecinos de las colonias Nueva Revolución y La Candelaria de Chilpancingo, acompañados por integrantes de Antorcha Campesina se manifiestan, por segundo día consecutivo, frente al Palacio de Gobierno en demanda que la Secretaría general de gobierno cumpa su compromiso de regularizar y escriturar los terrenos en ambas colonias. 
Esta mañana de miércoles, un grupo de aproximadamente 100 personas, y representante del Movimiento Antorchista han emprendido protestas y movilizaciones en la capital en demanda de la regularización de los predios de la colonia Nueva Revolución y entrega de escrituras a colonos de la Candelaria, lotes que aseguran “fueron adquiridos legalmente” pero que ahora han surgido nuevos dueños y los han amenazado con despojarles la propiedad. 
El dirigente de Antorcha Campesina, José Juan Bautista informó, en conferencia de prensa, que la protesta es porque el gobernador, Héctor Astudillo se comprometió en ayudar a los colonos e instruyó a la Secretaría general de gobierno resolver el asunto de manera legal, para dar certeza jurídica de los más de 60 predios en la colonia Nueva Revolución, así como la entrega de escrituras en la Candelaria. 
José Juan Bautista indicó que hay incertidumbre y temor que la Secretaría general de gobierno solo busque sobrellevar el conflicto y no resolver el problema, y dejárselo a la próxima administración estatal.  
Sostuvo que el conflicto de regularizar estos predios, es sumamente grave porque los os colonos continúan siendo amenazados por defraudadores y probables dueños originales de los predios. 
Recordó que, de esta búsqueda legal de la propiedad, han asesinado a un dirigente antorchista, se trata de Florian Reyes Rafaela quien fue localizado sin vida en noviembre del 2015, al norte de Chilpancingo y, dijo que de este asesinato tampoco hay avances en la Fiscalía para esclarecer el crimen. 
Amagaron de no tener respuesta positivas,  van radicalizar sus protestas en los próximos días, donde podrían manifestarse en las principales ciudades del estado,  y  contaran con el  respaldado de parte del antorchismo nacional como  los Estado de Morelos, Puebla, Edo de México y Veracruz, con el objetivo que el gobierno de Guerrero  que encabeza Héctor Astudillo Flores y el  municipal de Antonio Gaspar Beltrán cumplan los compromisos de regularizar y escriturar los terrenos de las colonias Nueva Revolución y La Candelaria  que encuentran en esta ciudad capital de  Chilpancingo.
Caben recordar que  lo  anterior que se  describe el caso de la Colonia Nueva Revolución, ubicada al poniente de la ciudad, que se formó hace veinte años, la dueña del predio en contubernio con un prestanombre, vendió los lotes a familias muy humildes que con esfuerzo pagaron en abonos, pero al fallecer la dueña, los familiares reclamaron la propiedad mediante un juicio y no reconocieron los pagos hechos por los colonos, exigiendo que pagaran otra vez o de lo contrario serían desalojados, amenazas que cumplieron con algunas familias; otros se organizaron y dieron la lucha legal, pero para su sorpresa todas las dependencias demostraban claramente que estaban coludidos con los nuevos propietarios y defraudadores. 
Cuando todo parecía perdido, Florian Reyes Rafaela al frente de los afectados buscó el apoyo del Movimiento Antorchista y a partir de entonces se dieron avances significativos a favor de las familias humildes de la colonia; la perseverancia, valentía, y honradez de Florian Reyes por defender una causa justa le costó la vida, justo a unos días del arribo de la presente administración gubernamental, el 4 de noviembre de 2014, un grupo armado lo sustrajo violentamente de su domicilio, no tardaron mucho para dar con su paradero ya que al día siguiente apareció muerto con  un disparo en la nuca. Todo indica que los asesinos intelectuales fueron los defraudadores de la colonia.
 Y hasta la fecha este crimen político sigue impune y el gobierno del estado en lugar de acelerar el proceso de regularización de la colonia, (acuerdo al que el propio gobernador se ha comprometido resolver en dos ocasiones) la Secretaria General de Gobierno, sospechosamente maniobra para que no concluya el proceso.
Con la colonia Candelaria, sucede lo mismo, un supuesto propietario vendió los lotes, poco después otra persona reclamó la propiedad exigiendo a los colonos volver a pagar o serían desalojados. Hoy, una persona que llegó a asentarse en uno de los lotes, aparece como propietaria reclamando el pago por tercera ocasión, desconociendo los pagos anteriores. 
Los habitantes de ambas colonias que fueron víctimas del fraude, le piden nuevamente al gobernador que concluya el proceso de regularización, que dé instrucciones a la Secretaria General de Gobierno, para que esta emita el dictamen de expropiación de la colonia Nueva Revolución que ha sido sometido a un extraño burocratismo por la dependencia, y que al mismo tiempo acelere los acuerdos con el ayuntamiento municipal para que ayuden a finalizar la regularización de la colonia Candelaria.