PRD pierde la credibilidad como partido al distanciarse de la gente

PRD pierde la credibilidad como  partido al distanciarse de la gente

Señala Carlos Arciniega Reyna

 

 

Alejandro Gómez Sotelo

Taxco, Gro.

 

 

El dirigente municipal del PRD, Carlos Arciniega Reyna, reconoció que se viene perdiendo la credibilidad como partido y se está provocando un mayor distanciamiento del ciudadano en el ejercicio de su voto hacia el sol azteca, por lo que advirtió que de continuar con la simulación interna y no aplicando su declaración de principios con honestidad y violando sistemáticamente sus estatutos, estarán condenados al fracaso y desaparición como agrupación política.   

 

Puso de ejemplo a quienes han ejercido el poder público o que actualmente ocupan cargos de elección popular como legisladores, regidores o síndicos bajo las siglas del PRD, los cuáles saben muy bien que cuando se pierde el papel de orientador y se carece tanto de conocimiento como de la convicción que proviene de una visión de la realidad, se tiende al fracaso y éste se refleja en su propia imagen que se da por satisfecha frente al espejo del marketing.  

 

Arciniega Reyna, se pronunció por cerrar la puerta a todas las conductas que conduzcan al autoritarismo regresivo o bien al populismo, “ese que crea esperanzas sin futuro”. 

 

Pugnó para que no haya más improvisación al interior del sol azteca porque se tienen los elementos necesarios para lograr un buen resultado y consideró urgente la creación de nuevos cuadros bien preparados y con plena conciencia social y partidista, que sepan del lugar donde están pisando y el papel que representan no solo de manera personal sino ante el colectivo partidista y en la misma ciudadanía.

 

En ese sentido, aseguró que la creación del Frente Amplio Democrático Guerrerense (FADG) que aglutina a siete de diez expresiones internas del PRD en el estado, gratifica y otorga nuevos aires en la vida institucional del perredismo, aunque también deja ver que las cosas no caminan bien al interior y exterior del sol azteca, donde se insiste en el llamado legítimo a defender ese partido por la situación que atraviesa.  

 

Puntualizó que como frente su deber “sin cortapisas” es hacer efectiva la declaración de principios del PRD y sujetarse a todo lo que conlleva la normatividad jurídica de sus estatutos, además de rescatar lo que el instituto político en esencia va perdiendo y evitar el mayor riesgo de que los ciudadanos se fatiguen de los procesos democráticos y terminen por responsabilizar de esa insatisfacción a la propia democracia participativa y representativa.   

 

Carlos Arciniega Reyna, defendió que como integrantes del FADG son indispensables para la consecución y articulación del poder porque su intermediación no tiene reemplazo, pero también el frente tendrá que debatir, orientar y proponer líneas de acción y programas que beneficien a la población en su conjunto.