Media Luna contamina con cianuro el río Balsas

 


El agua del caudal también contiene arsénico, según resultados de laboratorios

Afectados desconocen resultados dados a conocer al grupo que apoya a la minera y afirman que fueron manipulados y alterados

Moisés Salgado
Iguala, Gro.


La minera canadiense Media Luna, asentada en la comunidad de Nuevo Balsas, Cocula, está contaminando el río Balsas, o Mezcala, con derrames de cianuro y arsénico, según un muestreo del agua mandado a realizar a un laboratorio por pescadores y pobladores de esa comunidad.

Los pescadores y vecinos de Nuevo Balsas entregaron a este reportero una copia de estudios del agua de la presa que ellos mismos financiaron y realizaron con el laboratorio de Control de calidad Ambiental, Análisis de Agua y Construcción Mercury Lab. S.A de C.V de Cuernavaca Morelos entre el 8 y el 17 de febrero pasado, esto casi de forma paralela al supuesto estudio realizado por la minera Media Luna y la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) por un acuerdo con representantes del gobierno del estado tras el bloqueo de la mine en febrero de este año.

Los resultados de laboratorio que los pobladores y pescadores de Nuevo Balsas determinaron ayer hacerlos públicos, contrario a lo que hizo la minera, el gobierno del estado y la UAG, que solo entregaron el martes los resultados de su estudio ante un pequeño grupo de pobladores que apoyan a la minera, citan que el muestreo al agua de la presa El Caracol fue tomada de los puntos Manguito, Limón y Saibitas, bajo el número de control 5100A.

El resultado evidencia un alto grado de contaminación del agua por cianuro, pues cuando los límites permisibles según la norma NOM-127-SSA1-1994 son de 0.07 miligramos por litro, el agua del río en la zona cercana a la minera es de 1.91 miligramos por cada litro, 27 veces más de lo permisible, lo que representa dos mil 728 por ciento por encima de los límites permisibles, según estos resultados.

De acuerdo con información dada a conocer ayer vía telefónica por uno de los representantes de los pescadores, el cual pidió el anonimato para evitar represalias en su contra, precisó que el muestreo del agua que arrojó más alto índice de contaminación por cianuro es en la barranca de los Limones.

En los resultados de laboratorio, también se expone un alto índice de arsénico, casi el doble de los límites permisibles según la norma NOM-127-SSA1-1994 pues el máximo permisible es de 0.025 miligramos por litro y el agua del Balsas contiene 0.042 miligramos de acuerdo con este muestreo en el que también fueron analizados otros metales en el agua pero que en su mayoría están dentro de la norma permisible.

Asimismo, en declaraciones ofrecidas vía telefónica la tarde de ayer, el representante de los pescadores afirmó que los resultados entregados por la UAG y el laboratorio canadiense “no son confiables, fueron manipulados y alterados”, lo que causa una indignación de los pobladores.

Expuso además que la presentación de los resultados, fue solo con integrantes del comité ciudadano, el comisario Pastor Miranda y el comandante de la comunitaria, Marcos Valentín González, que están a favor de la mina. Señaló a estas personas de estar recibiendo dinero por parte de la mina “por debajo de la mesa” para apoyarla y oponerse a las acciones de protesta por parte de vecinos y pobladores que reclaman trabajo, cumplimiento a los compromisos y una indemnización por los daños que ocasiona Media Luna.

Dijo que en la presentación de los resultados, se “infiltró” uno de los pescadores de oposición a la mina, y escuchó cuando uno de los expositores afirmó que no había contaminación y que el agua del río “hasta se puede tomar”, sin que ninguno de los pobladores presentes hicieran ningún cuestionamiento.

Denunció que si la mina tuviera la certeza de que no hay contaminación del agua, consumiría y compraría el pescado que saca la gente del pueblo para alimentar a su personal, lo cual no hacen y tampoco utilizan el agua del río, sino de la comunidad de Atzcala.

-Si el agua es tan limpia como dicen y no está contaminada, que nos pongan el ejemplo y que llenen un garrafón para su consumo personal…que nos demuestren que no está contaminada el agua”, planteó.

“A nosotros nos indignan ese tipo de comentarios, y ahora le preguntamos a la UAG, ¿de cuánto fue la mochada que le dieron para avalar esos resultados?, ¿cuánto le está dando la mina a cada institución? y ¿por qué una institución que se dice seria, va hacer ese tipo de declaraciones?

Puntualizó que ellos no reconocen ni aceptan los resultados que se dieron a conocer al grupo que apoyan a la mina, “porque ellos saben bien que están contaminando el agua”.

La fuente consultada dijo que están en espera de que se cumpla el compromiso de que se haga un muestreo físico de la pesca, que de forma paralela durante dos horas se haga pesca en la zona cercana a la mina donde hay vibraciones por las explosiones y de otras zonas más alejadas donde no llega la afectación de la mina para evidenciar el nivel de afectación en la producción.

Estimó una afectación de más del 80 por ciento en el sector pesquero, y precisó que antes un grupo de 20 o 25 pescadores sacaban entre 800 y mil kilos de mojarra en un día, y ahora la producción apenas alcanza entre 200 o 250 kilogramos, por las detonaciones de dinamita que hace la mina dos veces por día, a las 12:00 y a las 6:00 de la tarde, las cuales ahora son más fuertes.

Asimismo recordó que siguen pendientes el cumplimiento de compromisos de la mina y del gobierno del estado como apoyos a adultos mayores, empleo para gente del pueblo, la indemnización, reparación de motores de las lanchas y el compromiso de que se busque una empresa que de financiamiento a los pescadores para la compra de lanchas y motores.