Respaldará Pablo Amílcar apoyo a periodista  al margen de mecanismos discrecionales

Respaldará Pablo Amílcar apoyo a periodista  al margen de mecanismos discrecionales


Josefina Aguilar Pastor 

Chilpancingo, Gro.
 18 de noviembre de 2020.- Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, ex delegado del gobierno federal en Guerrero, se pronunció a favor de cualquier política que apunte a mejorar las condiciones laborales de los periodistas como el Fondo de Apoyo a los Periodistas (FAP), sin embargo, dijo que se deben desechar aquellos mecanismos discrecionales que apoyen a unos cuantos o solamente a los cercanos a quienes toman las decisiones, se debe avanzar en la protección como derecho universal para quienes ejercen el periodismo, no como un privilegio, sino como  un estándar para todos los que ejercen esta profesión. 

Este miércoles, el ex funcionario federal, sostuvo un encuentro con representantes de distintos medios de comunicación, ante quienes expresó su respaldo a la actividad periodística, cuya labor dijo, es parte de la rendición de cuentas, además de fomentar la aplicación de políticas públicas más eficientes. 

Al responder al cuestionamiento, sobre el rumor, de que de llegar un candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, desaparecería el Fondo de Apoyo a los Periodistas (FAP), único en toda Latinoamérica; Sandoval Ballesteros, se pronunció a favor de cualquier política que apunte a mejorar las condiciones laborales de los periodistas, y que no vean la protección de los periodistas como una dádiva. 

Sin embargo, también dijo, que no deben seguir con mecanismos, que no cuenten con transparencia, rendición de cuentas, y que no den certeza jurídica, incluso a quienes intenta proteger, es decir a los propios periodistas, además de que deben ser elementos de condicionamiento desde los gobiernos para quienes se pretende cuidar, como son los periodistas. 

“Creo que se debe de garantizar la independencia y se deben eliminar los mecanismos discrecionales en el manejo de estos fondos y que no se apoye a unos cuantos o solamente a quienes sean cercanos a quienes toman las decisiones, sino que se debe avanzar en la protección como derecho universal para quienes ejercen el periodismo; no debe ser un privilegio, debe ser un estándar para todos los que ejercen el periodismo, y la defensa de los derechos humanos, no se trata de que se eliminen esos mecanismo sino que funcionen de manera más óptima, y plantear que debe garantizarse el ejercicio de la libertad de expresión y el acceso a la información”, apuntó Sandoval Ballesteros. 

 “Ustedes –dijo a los periodistas-se han convertido en relatores de la historia de nuestro país, y de Guerrero, en protagonista de la trasformación que experimenta nuestro país”, por ello, ofreció su compromiso de trabajar por la libertad de prensa en el país, y en la entidad. 

Aunque para ello, admitió, debe haber medidas de protección efectivas para los periodistas, “sabemos que en los periodistas, por años, demasiados quizá, han enfrentado la violencia del crimen organizado, cuando no la represión del gobierno”. 

Sandoval Ballesteros, aseguró que el gobierno federal actual, no coarta la libertad de prensa, al contrario, reconoce en los periodistas, un aliado en la trasformación del país. Reiteró su compromiso de establecer una agenda para que la actividad periodística éste protegida y la liberta de prensa, garantizada, refirió que los medios tradicionales siguen siendo fundamentales y necesitan para su ejercicio la protección del Estado Mexicano. 

Criticó la proliferación de información falsa en redes sociales que dijo, han alterado el debate de los temas públicos en diferentes ocasiones, situación que dijo, les ha recordado la importancia de los medios de comunicación llamados tradicionales, con un periodismo profesional, basado en evidencia y método para entregar a la ciudadanía información creíble, confiable, que ayude a tomar decisiones. 

“Hoy más que nunca, el periodismo de investigación es irremplazable para conocer la realidad de nuestro país” subrayó Sandoval Ballesteros; de ahí insistió en la obligación del Estado Mexicano para que los periodistas puedan ejercer su labor en libertad y sobre todo, con las garantías de seguridad y protección. 

Criticó la política aplicada por gobiernos anteriores en cuanto a la protección de periodistas, activistas y defensores de derechos humanos, que colocaron a México como si estuviera en guerra, “tenemos los índices similares de asesinato de periodistas al alado de países que tiene algún conflicto bélico”, indicó, por lo que se pronunció por la necesidad de cambiar el esquema de periodistas para que verdaderamente se garantice su seguridad, sin que se transforme en una medida de control.