Piden a Semarnat parar tala de árboles en comunidad de Chilpancingo

Piden a Semarnat parar tala de árboles en comunidad de Chilpancingo

Eduardo Yener Santos/Quadratín
 Chilpancingo, Gro.
Un grupo de ejidatarios de Chautipan, de este municipio demandaron a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), del estado que cancele el permiso en 2017 expidió con el aval de otros ejidatarios, para la tala de árboles en esas tierras en la parte de la sierra, porque existe una sobre explotación de tala de árboles y ha secado los mantos acuíferos. 
En conferencia de prensa esta mañana, un grupo de ejidatarios, que pidieron omitir su nombre, presentaron documentación del ejido y solicitudes que han girado a la Semarnat, pues se ha talado aproximadamente tres mil 700 hectáreas de pinos. 
Uno de los denunciantes explicó que 30 ejidatarios avalaron el permiso de tala que expidó la Semarnat a una empresa de producción y explotación de madera, a cambio de un reparto de utilidades para el ejido.
 El denunciante agregó que otros 46 ejidatarios se opusieron al permiso y que desde 2017 han intentado dialogar para que todo Chautipan solicite la cancelación del permiso, pero no se ha llegado a un acuerdo común. 
El pasado 12 de mayo, 18 ejidatarios encabezados por Eladio Castro Catalán, Romualdo Millán e Hilario Tolentino Castro, enviaron un documento a la Semarnat donde piden la suspensión inmediata del permiso de aprovechamiento forestal el cual recae en el oficio número 132SGPARN.UARRN.0782/2017.
 De acuerdo con los denunciantes, funcionarios de la Semarnat les ha comunicado que el permiso de tala debe continuar para los próximos cinco años y la dependencia no puede realizar la suspensión.
 El mismo oficio ha sido girado a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y se espera que en un lapso de 15 días tenga respuesta la petición. Señalaron que la tala ha afectado el ecosistema del ejido y, en otra parte del oficio se indica que los 46 ejidatarios inconformes no fueron consultados en una asamblea porque los 46 viven fuera de Chautipan, por cuestiones de trabajo. 
Demandan intervención del gobierno estatal porque temen en el ejido de Chautipan se susciten conflictos de enfrentamiento entre los ejidatarios.