No se permitirá la apertura de bares y  centros nocturnos en Chilpancingo

No se permitirá la apertura de bares y  centros nocturnos en Chilpancingo

 


Marcial Campuzano 
Chilpancingo, Gro.
El ayuntamiento de Chilpancingo determinó esta noche que no se permitirá la apertura de bares, cantinas ni centros nocturnos ante el incremento de los contagios de coronavirus; advirtió que habrá sanciones contra los establecimientos que violen los aforos de personas permitidos; alertó la posibilidad de que Guerrero regrese al semáforo rojo, y a través de la Secretaría de Salud Municipal reveló que a partir de que inició el semáforo amarillo hubo más de 500 contagios de covid en la ciudad.  
Lo anterior formó parte de un mensaje que esta tarde-noche envió el alcalde Antonio Gaspar a la población, al entrar en vigor este lunes el semáforo naranja que en cierta forma restringe los aforos de personas de acuerdo a las capacidades que tienen los establecimientos comerciales, plazas cívicas, parques, unidades deportivas y polideportivos, entre otros espacios frecuentados por la población. 
A través de su cuenta de Facebook el presidente municipal de Chilpancingo dio a conocer que el ayuntamiento no permitirá la apertura de bares, discotecas, centros nocturnos y cantinas, por ser espacios en los que pueden proliferar los contagios de coronavirus. 
Dijo que su gobierno se suma a las disposiciones establecidas en el Periódico Oficial del gobierno del estado, que establece los aforos que deben respetar los establecimientos comerciales para dar atención a los consumidores, con la aclaración que del 14 al 20 de septiembre se aplicarán las mismas restricciones que consideró el semáforo amarillo, con aforos del 50 y hasta 60 por ciento de atención al público en los establecimientos comerciales para evitar aglomeraciones. 
A partir del 21 y hasta el 27 de septiembre, sólo se permitirá un aforo de personas del 40 y del 50 por ciento en los establecimientos mercantiles, agregó el edil. 
Aclaró que la permanencia del estado de Guerrero en semáforo naranja, dependerá del comportamiento de los contagios de coronavirus, de la demanda de hospitalización y el número de fallecimientos por covid-19. Alertó que si las tendencias en esos 3 aspectos se disparan, se correrá el riesgo de que el estado regrese al semáforo rojo con el total de las restricciones en las actividades no esenciales comerciales. 
El presidente municipal dijo a los chilpancingueños que el control y combate de la pandemia no es un tema que sólo le compete al gobierno, “es un tema que tiene que ver con la responsabilidad social que implica el uso obligatorio del cubrebocas en los espacios públicos, aplicar la sana distancia y no asistir a concentraciones masivas, por lo que esa responsabilidad social a la que convocamos también tiene que ver con el acendrado amor al prójimo”. 
El alcalde dirigió con mayor énfasis este mensaje a los jóvenes, toda vez que ha quedado demostrado que son los que llevan los contagios a sus casas, a veces con consecuencias lamentables. 
En este encuentro con la población, el jefe de la policía municipal dijo que se incrementarán las actividades para fomentar las actividades preventivas para frenar los contagios, en coordinación con soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Guardia Nacional, de la Policía del Estado y de la Fiscalía General del Estado. 
También participará en apoyo a dependencias municipales y estatales para que los establecimientos comerciales y espacios públicos cumplan con los aforos permitidos. 
Por su parte el secretario de Salud Municipal Abraham Jiménez Montiel, dijo que el personal a su cargo hará “barridos” en la ciudad con campañas de sanitización para combatir el virus. 

El secretario de Finanzas Wilibaldo Valente Pastor, dio a conocer que el gobierno federal recortó 15 millones de pesos al presupuesto de la comuna, lo cual dificultó la situación financiera del ayuntamiento.