No habrá reemplazamiento de vehículos

No habrá reemplazamiento de vehículos

Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.
El gobierno del estado determinó que en este año no habrá reemplacamiento de vehículos, por los efectos negativos que sigue ocasionando la pandemia del covid-19 a la economía y a la salud de la población, y a través de la Administración Fiscal de Chilpancingo llamó a la población a que cumpla con el pago de impuestos para que haya capacidad de atención a las demandas.
El administrador fiscal en la capital del estado César Armenta Adame, dio a conocer que de acuerdo a la calendarización en este año correspondía el cambio de placas a los vehículos que circulan en el estado, pero por motivos de la pandemia esa acción fue trasladada para el 2022.
Recordó a los dueños de vehículos particulares y del servicio público, la obligación que tienen de pagar la tenencia vehicular, para lo cual habrá estímulos fiscales que en mucho benefician a quienes van al corriente en el pago de ese concepto.
Pero además informó que también hay estímulos fiscales para los dueños de vehículos automotores que deben uno o más años de tenencia vehicular para que se pongan al corriente.
Armenta Adame explicó que el pago de la tenencia vehicular representa uno de los mayores ingresos económicos propios que capta el gobierno del estado, el cual fue seriamente afectado el año pasado al caerse la recaudación por la emergencia sanitaria al desplomarse la recaudación
En tiempos normales, anualmente el gobierno del estado recibe el pago de impuestos del 40 por ciento a las personas que están obligadas a cumplir sus compromisos fiscales. En el 2020 sólo el 20 por ciento cumplió con esa obligación, explicó el funcionario.
En el primer mes y medio de este año la recaudación tuvo una mejoría al crecer entre un 20 y 25 por ciento, a diferencia del periodo mayo-junio de 2020 que apenas fue del 5 por ciento por los momentos críticos que representó la pandemia en el estado.
César Armenta aclaró que la Administración Fiscal de Chilpancingo trabaja con un mínimo de personal para evitar contagios de coronavirus, y que también se va permitiendo el ingreso programado de personas que acuden a pagar impuestos para evitar aglomeraciones en respeto a la sana distancia.