Despiden a Don Pablo con “La Internacional” 

Despiden a Don Pablo con “La Internacional” 

Josefina Aguilar Pastor
Chilpancingo, Gro.
Con aplausos, minutos de silencio y “La Internacional”, dirigentes de organizaciones sociales, trabajadores, mineros, familiares, amigos y hasta políticos despidieron a Pablo Sandoval Cruz, un icono de la lucha social de los años 60’s, quien participó en distintos movimientos, entre ellos, el de la lucha por la autonomía de la Universidad autónoma de Guerrero (UAG).

Fue el obispo Salvador Rangel Mendoza, quien al filo de las 12 del dial, ofició una misa de cuerpo presente en la catedral “asunción de María”, como preámbulo del sepelio.

A petición de representantes de la Colectiva de Organizaciones Sociales, Civiles y Sindicales, el féretro fue colocado en el kiosko frente a la iglesia, donde le rindieron homenaje, e hicieron remembranza de su participación en movimientos  sociales, mencionaron le legado que deja con su muerte.

Nicolás Chávez Adame, líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero, recordó que fueron las organizaciones sociales, las que hace algunos años, le otorgaron la presea “Sentimientos del Pueblo”, luego de que le negaran al “Sentimientos de la Nación”, que otorga cada año el congreso del Estado.

Los presentes guardaron primero un minuto de silencio, posteriormente, le ofrecieron, un minuto de silencio. La universitaria Liduvina Gallardo, entonó “La internacional”; canto que sirvió de himno a los luchadores comunistas, con los que Sandoval Cruz, siempre comulgó, sobre el ataúd, colocaron la bandera del partido comunista al que perteneció.

Poco después de las 2:30 horas, el cortejo fúnebre partió hacia el panteón central, fue cargado primeramente por sus nietos, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y Moisés Reyes Sandoval.

Al llegar a la altura de las oficinas del Sutcobach, sobre la calle Morelos, el cortejo se detuvo, integrantes d de este gremio, coloca ton sobre el ataúd, una bandera de su sindicato, y lanzaron papeles de colores, a manera de homenaje.

En el cementerio, ya aguardaban decena de coronas y arreglos florales, así como  la tumba abierta, que también reposa Cuauhtémoc Sandoval Ramírez, ex diputado federal, uno de los hijos de Pablo Sandoval Cruz.

El diputado local Moisés Reyes Sandoval y el delegado Federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, nietos de Sandoval Cruz, agradecieron las muestras de apoyo, y afecto en estos momentos de tristeza. El llanto traicionó al dirigente Nicolás Chávez, lo mismo que a “Richard”, representante de los mineros de Taxco, quienes lo llamaron “maestro”, por las enseñanzas y consejos que en vida les dio para sostener sus movimientos sociales.

Teresa Bautista, viuda de Sandoval Cruz, lo describió como un hombre extraordinario, que supo ganarse el respeto, “hablar de Pablo Sandoval Cruz, es hablar de una gran lucha de un gran hombre que supo amar hasta el último momento” agradeció el acompañamiento de la familia Sandoval, amigos y demás acompañantes.

Al sepelio, también asistieron políticos, como los diputados locales de Morena, Mariana García Guillén, Luis Enrique Ríos Saucedo, Nilsan Hilario Mendoza, y la legisladora federal Rosario Merlín, el senador Félix Salgado Macedonio, con mucho retraso, hizo acto de presencia, la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, muy tarde, ya cuando el cuerpo había sido depositado en la tumba, llegó el recién nombrado coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, J. Jesus Villanueva Vega.

“Pablo amigo, el pueblo está contigo”, “venceremos, venceremos”, “la lucha sigue y sigue”, fueron algunas de las consignas con las que Sandoval Cruz, fue despedido. Los músicos le tocaron “Un puño de tierra”.