Denuncian “cacería de brujas” contra inconformes contra los precios de la gasolina 

Denuncian “cacería de brujas” contra inconformes contra los precios de la gasolina 

 

 

* Los dueños de gasolineras ya buscan argumentos legales para silenciarlos, denuncian  

 Interacción 
Chilpancingo, Gro.
El dirigente del Grupo Chilpo, Adrián Alarcón Ríos denunció que los empresarios de la gasolina en la capital del estado pretenden iniciar una “cacería de brujas” en contra de los dirigentes que han protestado por el alto costo de las gasolinas. 

Desde hace un par de semanas, integrantes del Grupo Chilpo, del Club de Leones, trabajadores de taxis, urvans, camioneros de transporte pesado y recolectores de basura independientes, comenzaron a realizar protestas en contra del alto costo de las gasolinas y del diésel. 

En pocos días las protestas se hicieron extensivas hacia otras ciudades, entre ellas el vecino municipio de Eduardo Neri, donde los manifestantes descubrieron que en los dos establecimientos que se tienen, los litros se les despachan de manera incompleta. 

En e caso de Chilpancingo, durante tres días hubo un operativo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que inhabilitó al menos siete bombas despachadoras en cuatro gasolineras. 

El movimiento ha seguido, pese a que Profeco se retiró porque había perdido ya el elemento sorpresa y había dejado de detectar irregularidades. 

Este viernes, Alarcón Ríos manifestó que ha recibido información de que los dueños de las gasolineras de la ciudad ya han recurrido a un despacho jurídico para iniciarles un procedimiento legal, a partir de las acciones que han impulsado. 

El dirigente precisó que tanto transportistas, como camioneros y recolectores de basura se han manejado siempre dentro del marco legal, sin cerrar los establecimientos ni tomar bajo su control las bombas despachadoras. 

Oscar Juárez Moreno, señaló que en varias ocasiones, ha tenido que contener a sus compañeros, que en aras de generar sensibilidad entre los gasolineros, han planteado la posibilidad de tomar bajo su control las bombas despachadoras y llenar sus unidades para recuperar un poco de lo que durante mucho tiempo se les ha robado. 

Y es que señaló que en Chilpancingo, además de que la mayoría de las gasolineras ya cobran más de 22 y 23 pesos por cada litro, en la mayoría de los establecimientos el liquido se despacha de manera incompleta. 

Si se suma el costo adicional, más el combustible que no llega al tanque de la unidad, dijo que se tendría como resultado el dato de que cada litro en realidad tiene un costo de 26 a 27 pesos. 

Ambos dirigentes manifestaron que están listos para defenderse legalmente de lo que se desate en su contra, aunque anticiparon que no existen argumentos para proceder en su contra, pues siempre han tenido el cuidado de no vulnerar la ley.