Anuncia Gaspar colapso en el abasto de agua en la capital 

Anuncia Gaspar colapso en el abasto de agua en la capital 

Por corte en la energía eléctrica 


Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.
El presidente municipal de Chilpancingo Antonio Gaspar Beltrán, demandó corresponsabilidad a la clase empresarial de la capital del estado para que disminuya la actividad delictiva, y que denuncien y actúen contra delincuentes que asaltan los establecimientos, de lo contrario continuarán los atracos y se fomentará la impunidad.
Y advirtió que el abasto de agua potable en la ciudad se complicará cuando termine la pandemia, y la Comisión Federal de Electricidad corte el suministro de energía eléctrica a los sistemas de bombeo por un adeudo hasta ahora de 50 millones de pesos, porque persiste la resistencia de los usuarios de la red de pagar los consumos de agua, aun y cuando tengan en su poder los recibos.
El alcalde y el gobernador Héctor Astudillo realizaron esta mañana una gira de trabajo en la ciudad, en la que inauguraron calles pavimentadas con concreto hidráulico en la avenida Insurgentes con colindancia con la colonia Morelos; y en la colonia Infonavit que permitirán mejorar la circulación vehicular.
En entrevista el edil capitalino atribuyó los recientes asaltos a las tiendas “Oxxo”, al desempleo que ha generado en la ciudad la pandemia del coronavirus, y lamentó que ese tipo de personas hayan recurrido a la vía más fácil para satisfacer sus necesidades.
“La pandemia está trayendo mucho desempleo, y esto genera desesperación en algunas personas que piensan que delinquir es una forma de emplearse”, dijo, sin dejar de reconocer que los asaltos se incrementaron en la ciudad, “pero los homicidios dolosos continúan a la baja y los asaltos básicamente se han centrado en tiendas “Oxxo”, agregó.
Aquí el problema es que cuando hay personas detenidas vinculadas con asaltos a ese tipo de establecimientos, los empresarios o los administradores no formalizan la denuncia, “y eso permite que los delincuentes recuperen rápidamente su libertad”, indicó.
Ante esto la autoridad municipal demandó a los empresarios que asuman su papel con mayor responsabilidad, “porque si detenemos a delincuentes pero no hay quién presente la denuncia formal por el delito cometido, damos cabida a que la impunidad siga siendo la fuente para que estos delitos crezcan”, agregó.
Antonio Gaspar consideró que más allá de que los empresarios de las tiendas “Oxxo” cierren sus puertas a las 11 de la noche, y atienden a sus clientes a través de ventanillas, “aquí lo que se requiere es que haya una responsabilidad compartida de la clase empresarial, porque no se vale que por un lado la autoridad se esfuerce en hacer detenciones y en reforzar la seguridad, si cuando hay detenciones no se formalizan las denuncias”.
¿Hay omisión de parte de los empresarios?
--Claro que sí, estamos por convocarlos junto con los integrantes del grupo empresarial de Chilpancingo para reunirnos en próximos días para pedirles su colaboración.
Los empresarios aducen que no presentan denuncias para no tener represalias, “pero lo que se requiere es que autoridades y empresarios asuman los riesgos, tenemos que pagar el precio si queremos vivir con seguridad, y el precio es hacer lo que la ley nos mandata que hagamos cada uno”.
Aclaró que en Chilpancingo no hay un mundo de impunidad, y que a través de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz con la participación de mandos militares, de la Guardia Nacional, de la Fiscalía General del Estado y de la Policía del Estado, “traemos un frente muy reforzado para combatir la inseguridad en la capital del estado, lo cual permitió disminuir drásticamente los homicidios dolosos”.
En relación al abasto de agua potable en la ciudad, el alcalde advirtió que lo peor está por venir, porque una vez que se levante la pandemia la Comisión Federal de Electricidad cortará el servicio eléctrico a los sistemas de bombeo, por un adeudo hasta ahora de 50 millones de pesos por falta de pago.
El origen de los problemas por la falta de suministro de agua, es porque la gente no paga los consumos aún y cuando tengan en su poder los recibos; “el problema del desabasto de agua no radica en que haya o no haya agua en las fuentes de captación, agua hay, lo que no hay a veces es la falta de  condiciones para hacerla llegar a los domicilios, porque tenemos 2 fuentes de presión: la primera son los trabajadores de la Comisión de Agua Potable que exigen pagos de sueldos y prestaciones de manera oportuna, pero no hay quién lleve los recibos a los domicilios para que la gente pague”.
Descartó que la CAPACH sea privatizada, “porque no creo que haya algún valiente de la iniciativa privada que quiera invertir en un organismo que está en quiebra; no creo que algún empresario quiera invertir en un organismo que está amarrado de pies y manos”.
“Como alcalde convoqué a la base trabajadora para dar un servicio de calidad y oportuno para tener la calidad moral para que la gente pague” indicó.