Renuncia Adela Román a todos  los funcionarios de Capama 

Renuncia Adela Román a todos  los funcionarios de Capama 


-Emprende la alcaldesa acciones para poner orden en Capama y restablecer servicio de agua
Procederá además contra trabajadores que manipulan válvulas y dejan sin agua a la población, cometiendo “sabotaje y pillaje” contra el organismo
 También anunció la dimisión de la directora de Ecología, para investigar y sancionar a responsables por descargas residuales a la bahía
 

Lourdes Cobos Bautista

Acapulco, Gro.
 “Empezando por el director general” Leonel Galindo González, todos los titulares de las áreas administrativa, operativa y financiera de la Capama, deberán presentar su renuncia a la alcaldesa Adela Román Ocampo, luego de que la Conagua interpuso una denuncia penal en contra de la paramunicipal por delito ambiental por el vertimiento de aguas negras en la playa Icacos el pasado 25 de junio. A la directora de Ecología, Guadalupe Rivas Pérez también le fue requerida su renuncia.

Adela Román advirtió que por el lado de su gobierno, también interpondrá denuncias “porque hay delitos de acción, hay delitos de omisión” entre los ahora ex funcionarios e incluso otros trabajadores a los que se les demuestre responsabilidad en la falta de supervisión de los inmuebles que descargan sus aguas negras a la bahía de Acapulco.
Ante el quebranto financiero que presenta la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), con la firme intención de solucionar la falta de agua potable, la presidenta municipal Adela Román Ocampo solicitó la renuncia de todo el cuerpo directivo de la paramunicipal, a fin de permitir una auditoría financiera, administrativa y operativa.
 
Dijo además que solicitará por escrito a las autoridades correspondientes un informe del proceso legal que llevan las denuncias que ha realizado la Contraloría Municipal de esta administración que heredaron una deuda de más de 500 millones de pesos, para que se proceda en contra de funcionarios de gobiernos municipales pasados, por el daño causado a las finanzas y los recursos de Capama.
 En conferencia virtual que ofreció este martes, la alcaldesa anunció también la renuncia de la directora de Ecología y Protección al Ambiente, para investigar sobre el vertimiento de aguas negras a la bahía que proviene de inmuebles privados, a fin de sancionar y denunciar penalmente a los responsables.
 Román Ocampo presentó 10 puntos para corregir las deficiencias y los problemas detectados, con el objetivo de restablecer cuanto antes el servicio de agua potable en la mayoría de las colonias de Acapulco e iniciar acciones penales contra los responsables del “sabotaje y pillaje” que manipulan las válvulas y dejan sin agua a la población.
 Para mitigar la falta del vital líquido, en tanto se restablece el servicio domiciliario, el Gobierno de Acapulco reforzará urgentemente el Programa de Pipas y habilitará un Grupo de Reacción Inmediata para la atención de fugas y falta de servicio de agua potable las 24 horas del día.
 Otro punto refiere la presentación de la Aplicación Móvil Ciudadana para la atención de los Servicios Públicos Municipales, de manera que los ciudadanos hagan denuncias y peticiones de servicio desde sus teléfonos celulares, así como verificar en tiempo real el proceso de respuesta que lleva su petición.
 La presidenta anunció que sostendrá una reunión con líderes del Sindicato de la Capama, a fin de diagnosticar la problemática de la dependencia y diseñar un plan de acción conjunto inmediato, así como la reactivación de los dos Módulos de la Planta del Cayaco y verificar la limpieza de los tanques de almacenamiento, para restablecer el servicio de agua potable en las colonias populares afectadas por el desabasto, situación que se ha agudizado en la pandemia de COVID-19.
 “No estoy dispuesta a permitir más engaños ni saqueos a la dependencia y estoy tomando las medidas necesarias para restablecer cuanto antes el servicio de agua potable en la mayoría de las colonias de Acapulco”, puntualizó la alcaldesa.
 Adela Román asentó que está decidida a sanear la problemática en la Capama, siguiendo al pie de la letra las indicaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, y no permitir ni solapar ningún acto de corrupción, así como cuidar el dinero del pueblo con el que trabajan las dependencias gubernamentales.