Conciencia social, herramienta fundamental  para frenar el COVID-19: Adela Román

Conciencia social, herramienta fundamental  para frenar el COVID-19: Adela Román

 

 -Plantea la alcaldesa necesidad de aplicar con mayor rigor las normas sanitarias de prevención

 Agencias
Acapulco, Gro.
Para frenar el COVID-19 y salvar la temporada decembrina, se requiere aplicar de manera estricta las normas preventivas y una mayor conciencia social para frenar la pandemia, advirtió la presidenta municipal Adela Román Ocampo.
En reunión virtual con el gobernador Héctor Astudillo Flores, alcaldes y autoridades que integran la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, la primera autoridad de Acapulco advirtió que la experiencia en países europeos debe servir a todos para actuar con mayor responsabilidad ante la pandemia.
Destacó que como parte de las verificaciones que realiza su gobierno en el puerto, han sido clausurados más de 40 bares y el  supermercado Waltmart; a su vez lamentó que un sector de la población asume una actitud de desobediencia al uso del cubrebocas, entre residentes y turistas, frente al peligro que representa el virus para la salud pública.
“Lamentablemente la gente sigue en esa conducta de rebeldía; visitantes que no acatan las medidas implantadas para evitar contagios y detener la pandemia”, refirió al alcaldesa luego de advertir que los países europeos como Francia, España, Reino Unido, Alemania e Italia están endureciendo sus políticas preventivas por los rebrotes del virus.
Reconoció que la coordinación institucional de los tres niveles de gobierno ha dado resultados, pero es necesario ser más rigurosos ante la poca participación de algunas personas porque ha incrementado el número de contagios y es necesario frenar la pandemia para permanecer en semáforo naranja hasta el 8 de noviembre y subir a la fase amarilla para salvar la temporada turística de diciembre, contrariamente la situación económica será muy complicada para la población.
La presidenta municipal consideró que pensar en lograr arribar al color verde en el semáforo epidemiológico es una ilusión en estos momentos, porque se necesita mayor conciencia social, como herramienta fundamental, para que podamos frenar la pandemia y lograr el objetivo en Acapulco y todo Guerrero.