Violencia hay que enfrentarla con  determinación y firmeza personal

Violencia hay que enfrentarla con  determinación y firmeza personal

Encabeza Astudillo homenaje a Arnulfo Cerón 


 

Marcial Campuzano

Chilpancingo, Gro.
En Tlapa de Comonfort corazón de la Montaña de Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo ratificó su compromiso y respeto con los derechos humanos; como titular del Poder Ejecutivo del estado pidió disculpas por no haber podido hacer más para evitar el asesinato del dirigente del Frente Popular de la Montaña Arnulfo Cerón a manos de presuntos miembros de la delincuencia organizada; y recomendó a los presidentes municipales que revisen los expedientes y los antecedentes de los integrantes de la policía municipal y de los agentes de Tránsito.
Afirmó que como gobernador no se escuda en el hecho  que la violencia y la inseguridad son problemas  nacionales, “es un problema que vivimos en Guerrero y hay que enfrentarlo con una gran determinación, con una gran firmeza personal”.
Ante el representante de la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Ricardo Nieves; de un representante de la subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, y de miembros de organizaciones no gubernamentales de derechos humanos, el gobernador Héctor Astudillo encabezó el acto público de desagravio por la desaparición y asesinato de Arnulfo Cerón Soriano.

En su mensaje dirigido también a miembros de la familia del defensor de los derechos humanos, cuyo cadáver fue encontrado en una fosa clandestina el 20 de noviembre del año pasado en Tlapa, Astudillo dijo que le apena que su gobierno no haya podido hacer más para rescatar o encontrar sano y salvo a Arnulfo.

Por eso pidió disculpas, y dijo que le hubiera gustado que no hubiera sido la muerte de Arnulfo Cerón “la motivación para estar aquí”, pero que lamentablemente hay hechos que no se pueden remediar.

La desaparición y asesinato de Arnulfo Cerón Soriano es un asunto del mayor interés para el gobierno del estado y para el gobernador, dijo Héctor Astudillo, y dio a conocer que se encuentran presas y vinculadas a proceso 18 personas por su presunta participación en la muerte de Arnulfo, y se comprometió a estar muy pendiente para que en ese caso haya absoluto respeto la ley, “con el interés que se aplique la ley y se haga justicia”.

En este evento Astudillo recomendó al presidente municipal de Tlapa que sean revisados los expedientes y los antecedentes de todos los elementos que integran la Policía Municipal de Tlapa y de los agentes de Tránsito. “Creo que es el momento también de hacer más y hay que hacerlo bien”.

Manifestó que como gobernador “no quisiera que pasaran cosas que lamentablemente pasan”. Aclaró que no se escuda de que la violencia y la inseguridad es un problema nacional, “es un problema que vivimos en Guerrero y hay que enfrentarlo con una gran determinación, con una gran firmeza personal”.

“Aquí no hay que no le entramos, no hay de que mejor no voy o mando a un representante; lo que se trata es que el municipio de Tlapa de Comonfort y la región -de la Montaña- vuelvan a la ruta del respeto, y que nunca más un ciudadano o una ciudadana que trabaja en el respeto de los derechos humanos sean desaparecidos y les sea arrebatada la vida de manera cobarde”, indicó.

El gobernador Héctor Astudillo ofreció todo su apoyo a la familia de Arnulfo Cerón. Dijo que cuantas veces sea necesario estará en Tlapa.

Sugirió a los presidentes municipales que se acerquen al pueblo, que miren hacia el pueblo, que estén pendientes de lo que vive el pueblo todos los días, de lo que viven los habitantes de las comunidades no sólo de las ciudades que integran los municipios.

Manifestó que los derechos humanos son una realidad en el mundo y que nadie debe sorprenderse. Pidió a los periodistas que informen con la verdad, que se mantengan del lado del pueblo, que sean aliados de la verdad “no aliados de ninguna fuerza que esté en contra de los intereses del pueblo”.

Se pronunció porque nunca más nadie tenga que desaparecer “porque no está de acuerdo con nosotros, o porque sencillamente nos pudo haber dicho algo que no nos gustó”, y ratificó su absoluto respeto a los derechos humanos