Tlachinollan propició la liberación  de detenidos del Caso Ayotzinapa

Tlachinollan propició la liberación  de detenidos del Caso Ayotzinapa

Señala el exfiscal Iñaki Blanco Cabrera

 

** Junto con su abogado Vidulfo Rosales, dijeron que la línea de investigación de los Guerreros Unidos estaba rebasada, y que era necesario empezar de cero

Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.

El exfiscal general de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera, sostuvo que la “Tlachinollan” y su abogado Vidulfo Rosales, fue uno de los que propició la liberación de presuntos implicados en la desaparición de los 43 estudiantes de la normal “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, “y ahora se lamentan y buscan culpables”.

Asimismo aclaró que las 77 personas que fueron liberadas podrían ser recapturadas porque son sentencias en primera instancia, y contra las mismas procede una apelación que hará valer o hizo valer la Fiscalía General de la República, señalando todo lo que indique que son agravios o que no fue valorado por el juez que dictó la resolución. Además hay sentencias que se dictaron con las reservas por no existir suficientes elementos, y en ese sentido el Ministerio Público está en condiciones de perfeccionar la averiguación y solicitar órdenes de reaprehensión.

El ex fiscal guerrerense se refirió a la aceptación que a bien tuvieron integrantes de “Tlachinollan” y organismos diversos, de la resolución que emitió el Tribunal Colegiado de Reynosa Tamaulipas que desechó la llamada “verdad histórica” del gobierno de Enrique Peña Nieto, y que en su resolución ordenó la integración de la Comisión de Justicia y la Verdad de la que forman parte los padres de los 43 jóvenes desaparecidos hace 5 años, “con la que se excedió en sus funciones porque fue más allá del acto reclamado”.

Iñaki Blanco sostuvo que antes de ser emitida la sentencia del Tribunal Colegiado de Reynosa Tamaulipas, el abogado y miembro de la organización “Tlachinollan” exigía que se ejecutaran distintos mandamientos de captura y órdenes de aprehensión contra integrantes del grupo “Guerreros Unidos”, en carácter de autores materiales de la desaparición de los normalistas.

“En el momento mismo en que se emitió la sentencia del Tribunal Colegiado de Reynosa Tamaulipas, este señor –Vidulfo Rosales- dijo que la línea de investigación que tenía que ver con los “Guerreros Unidos” había quedado rebasada, que estaba descartada, que era un punto y aparte y que comenzaban de cero, y ahora con las más recientes liberaciones de todas estas personales se manifiesta molesto aduciendo que éstas personas tenían información importante, y que ellos son parte de los responsables de los hechos”.

“Ahora hay que preguntarle a él por qué esa posición ambivalente y contradictoria, que además daña, creo yo,  a los padres de familia porque se está de algún modo lucrando con su sufrimiento lo cual no me parece legítimo”, agregó.

Blanco Cabrera, quien estaba en funciones como fiscal en Guerrero en el gobierno de Angel Aguirre, en la fecha en que ocurrieron los ataques en contra de estudiantes de Ayotzinapa en Iguala, que derivaron en el asesinato de 6 personas entre éstos un jugador del equipo de futbol “Avispones” de Chilpancingo, la desaparición de 43 estudiantes y 25 resultaron heridos, manifestó que es grave que hayan recuperado su libertad presuntos implicados en la desaparición de los estudiantes por supuestas violaciones al debido proceso, ya sea porque hayan sido torturados o por alguna detención ilegal o arbitraria.

Ante la liberación de supuestos implicados en la noche trágica de Iguala, como algunos bautizaron los ataques contra los normalistas, el ex fiscal dijo que le parece grave la falta de compromiso de algunos jueces, quienes debieron desestimar las partes afectadas de nulidad producto de tortura o abuso de autoridad, y tomar en cuenta el resto del cúmulo probatorio.

Iñaki Blanco aseguró que hay testimonios que obtuvo la Fiscalía General del estado, “donde se describe puntualmente cuál era la estructura del grupo “Guerreros Unidos” y el papel que jugaba dentro de la misma el “Cabo Gil”.

Ante la posibilidad de que más personas detenidas por el caso Iguala sean dejados en libertad, el ex funcionario de Guerrero dijo que espera que los jueces que conocen del caso reconsideren su postura.

Manifestó que la sentencia que emitió hace un año un tribunal colegiado de Tamaulipas relacionada con el caso Ayotzinapa, “sentó un muy mal precedente porque descalificó no sólo por cuanto hace al caso Iguala, sino a la institución del Ministerio Público, y hoy los jueces se están yendo por la sencilla en el momento mismo en que se determina que las declaraciones provienen de actos de tortura o bien si hubo algunas otras irregularidades”.

“Pero hay por demás datos importante que quiero destacar: el órgano judicial que emitió esta sentencia soslayó el contenido de una jurisprudencia emitida el 21 de junio de 2019 con número de registro 2020114 emitida por tribunales colegiados, que determina que la declaración valorada y obtenida por tortura debe dejarse sin efecto en la sentencia respectiva, y que ello tendrá como consecuencia la reposición del procedimiento, así como la investigación de la tortura dilucidando cuáles elementos pueden estar relacionados con el hecho delictivo, empero con las pruebas restantes el juez debe determinar la materialidad del delito y la plena responsabilidad en su comisión”.

Esto es muy importante porque se trata de una jurisprudencia de carácter obligatorio que los jueces no están tomando en cuenta, y por lo consiguiente no debieron ordenar la libertad de detenidos –del caso Iguala-, y en todo caso debió ordenarse la reposición del procedimiento, o bien desestimar aquellas pruebas que estaban afectadas de nulidad y actuar en consecuencia, agregó el ex fiscal de Guerrero.

Iñaki Blanco aseguró que como fiscal de Guerrero no consignó a ninguna de las personas que fueron liberadas presuntamente involucradas en la desaparición de los normalistas. “Nosotros consignamos en un primer momento a 33 personas, todos permanecen en la cárcel y hay todos los elementos de prueba necesarios para que se den sentencias condenatorias”.

Indicó que en los informes que rindieron el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, el Grupo de Expertos de la Comisión Interamericana, así la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, no se señala que la Fiscalía General de Guerrero haya incurrido en actos de tortura, en abusos de autoridad o en detenciones ilegales.