Gobierno del estado no  negocia fuera de la ley

Gobierno del estado no  negocia fuera de la ley

Se reforzará seguridad e iguala y Zumpango

 

** El mandatario estatal sostuvo que regresó la normalidad a la Costa Grande luego de que el pasado viernes fueron incinerados autobuses y otros vehículos del transporte público

Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.

Sin precisar el tipo de demandas que hicieron habitantes de la sierra que tienen retenidos a militares, el gobernador Héctor Astudillo dijo que su gobierno no negociará en algunos temas con los inconformes, pero que existe la determinación de entregarles apoyos; sostuvo que regresó la normalidad a la Costa Grande luego de que el pasado viernes fueron incinerados autobuses y otros vehículos del transporte público, e informó que reforzarán la seguridad en Iguala y en Zumpango ante el repunte de la violencia.

También advirtió que por el cierre del ejercicio fiscal 2019, varios ayuntamientos del estado se verán en la necesidad de tocar puertas para conseguir dinero para pagar los salarios de diciembre, el aguinaldo y otras prestaciones de fin de año a los trabajadores municipales.

En entrevista que concedió luego de tomarles la protesta a los integrantes del Consejo Directivo del Colegio Guerrerense de Profesionales del Derecho en el auditorio “José Joaquín de Herrera” del Palacio de Gobierno, Astudillo manifestó que la posición clara de su gobierno es que no habrá negociación para algunos temas que están planteando habitantes de la Sierra del municipio de Heliodoro Castillo, quienes mantienen retenidos a un grupo de militares en la parte alta de la región serrana, aunque existe la determinación de apoyarlos en otros temas.

Los soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional fueron retenidos por habitantes de comunidades serranas del municipio de Helidoro Castillo, en repudio al incumplimiento del gobierno federal de apoyarlos con programas sociales y proyectos productivos, a cambio de que dejan de sembrar amapola.

La retención de soldados ocurrió el lunes de ésta semana por pobladores de los municipios de Heliodoro Castillo y San Miguel Totolapan, a 20 días de vencerse el plazo que dieron al gobierno federal para la llegada de proyectos productivos a cambio de no sembrar amapola, y hasta donde se tiene conocimiento los militares continúan retenidos en la sierra.

En otro tema el gobernador Héctor Astudillo informó que será reforzada la seguridad en los municipios de Eduardo Neri y en Iguala de la Independencia, luego de que la mañana de éste miércoles fueron balaceadas algunas instalaciones del Palacio Municipal situado en la cabecera municipal de Zumpango del Río con un saldo blanco, y de que en Iguala comenzó a recrudecerse la violencia.

Informó que tuvo conversación telefónica con la presidenta municipal de Eduardo Neri por lo ocurrido ésta mañana, y que de acuerdo a información que le proporcionó el secretario de Seguridad Pública, fueron balaceadas algunas instalaciones del ayuntamiento por lo que será reforzada la seguridad en esa demarcación territorial.

Astudillo señaló que debe ser prudente en sus declaraciones respecto a la información que conoce en relación a los hechos de violencia registrados en la ciudad de Iguala, en donde también será reforzada la seguridad.

El gobernador se abstuvo de emitir una opinión respecto al planteamiento que habría hecho el presidente municipal de Leonardo Bravo, en el sentido de que el gobierno federal ya no continúe fumigando los plantíos de amapola.

Insistió en que regresó la normalidad a la región de la Costa Grande, luego de reuniones que sostuvieron con transportistas que se vieron afectados por la quema de unidades del transporte público y autobuses en hechos ocurridos el viernes de la semana pasada.

Informó que se revisa el tema de las personas detenidas presuntamente involucradas en esos hechos toda vez que hubo vehículos incendiados, “que es un tema muy delicado porque los seguros no funcionan frente al vandalismo”, y que el problema es quién se va a responsabilizarse de los daños ocasionados a 3 camiones y algunas urvans incluidas las de Zihuatanejo.

En relación a la ayuda que ofreció el presidente de Estados Unidos Donald Trump al gobierno mexicano, en torno al asesinato de 9 integrantes de la familia Le Baron, Astudillo informó que normalmente se reciben ayudas de carácter técnico y en capacitación del vecino país del norte, y que México no está exento de recibirla, “obviamente manteniendo por supuesto nuestra independencia como país soberano”.

Finalmente informó que la Federación se comprometió a liberar los recursos que correspondan al pago del aguinaldo para el personal del sector educativo que está fuera de la nómina educativa federal, que representarán alrededor de 450 millones de pesos.