Muere “El mil usos” Héctor Suárez Hernández

Muere “El mil usos” Héctor Suárez Hernández

Agencias
CDMX

La familia del actor y comediante mexicano Héctor Suárez Hernández difundió este martes un comunicado en el que anunció el fallecimiento del reconocido artista, que tenía 81 años.
El anuncio fue publicado por su hijo, Héctor Suárez Gomís, en su cuenta oficial de Twitter y está dirigido a los amigos, a los compañeros y a todos los medios de comunicación: “Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación. Dennos oportunidad de procesar este duelo y en unos días podremos conversar con ustedes”.
“Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación”, señaló.
El histrión fue sometido a una intervención quirúrgica en agosto del año pasado, con el propósito de extirparle la próstata y la vejiga, este último órgano por el cáncer que padecía desde 2015. 
“No fue una operación tan riesgosa porque fue una laparoscopía y no lo abrieron. Mi padre desde antes de ingresar al hospital estaba de buen humor, charlamos un poco, hasta bromas hizo con mis hermanos y conmigo, así como con su esposa Sara”, dijo su hijo, el también actor Hector Suárez Gomís en una entrevista en septiembre del año pasado. 
Gomís envió uno de los últimos mensajes a su padre a través de su cuenta de Facebook, antes de su deceso: “Admiro y amo profundamente a ese guerrero de 81 años al que desde hace casi 52 años llamo: ¡Papá! Gracias, papi por esta loca familia que tenemos, ¡Te amo!”, escribió el actor este domingo. 
Héctor Suárez dejó un legado de emblemáticos personajes que servían para hacer una crítica social y reír de los clásicos personajes mexicanos.

Algunos son “El no hay”, quien nunca atendía bien a los clientes de su tienda; “El Lic. Buitrón”, un funcionario público que no agilizaba los trámites; “El Flanagan”, con su frase ¡queremos rock!; “Doña Zoila”, un retrato caricaturesco de una madre dominante.

Suárez también representó a choferes, vendedores, meseros. Hizo de todo en ‘El mil usos’, además de narrar las dificultades que un campesino enfrenta al llegar a la Ciudad de México en busca de una vida mejor. 

La firmeza de sus puntos de vista y críticas a los políticos le valió persecución. En 2017, el actor denunció que recibió amenazas por sus críticas al poder. 

El comediante narró que una camioneta lo siguió en varias ocasiones. Luego en mayo de ese año en el baño de un centro comercial en Morelos alguien le puso una pistola en la cabeza.
“Me pidió que dejara de hablar del gobierno y de la presidencia”, dijo Suárez en entrevista con Carmen Aristegui. 

“No sé si es una advertencia… me hice pipí, no vivo en paz. No sé qué hacer, estoy muy asustado”, dijo entonces y agregó “no estoy a gusto, no estoy contento, no duermo… no sé las consecuencias que pueda tener esta denuncia”.

Nació en la Ciudad de México el 21 de octubre de 1938 y con una trayectoria activa desde 1959 se forjó una carrera artística en teatro, televisión, cine y hasta en la política nacional.
Tuvo una niñez solitaria después de que sus padres se divorciaron. Fue hijo de un militar, quien le inculcó la disciplina de la que gozó desde el inicio de sus días.
Abandonó la arquitectura para incursionar de lleno en la actuación y a pesar de que es recordado por su comicidad, Héctor Suárez comenzó su carrera artística como un actor que gustaba de retratar dramas y sátiras políticas.
Fue a inicios de la década de los 60 cuando participó al lado de Alejandro Jodorowsky y Héctor Bonilla en un concepto llamado Teatro de Tesis, en el cual se abordaban problemas sociales a través de los debates de los personajes.
Con el tiempo, comenzó a compartir más espacio con otros cómicos como Héctor Lechuga y Chucho Salinas, lo que lo llevó a incursionar de lleno en este tipo de producciones que lo consagraron en el mundo del espectáculo mexicano.
Debutó en la pantalla chica con Variedades de medianoche, Domingo Herdez al lado de Fernando Luján y Chucherías, todos durante los primeros años de la década de los 60. Le siguieron otros proyectos como Casanova 66, La cosquilla, El derecho de nacer, El humor de Héctor Suárez y ¿Qué nos pasa?, programa que lo inmortalizó en Televisa, así como La Cosa y La Cosa en Familia. En la televisión participó en más de 30 proyectos.
En el teatro lo vimos protagonizar las puestas de escena Las cosas simples en 1959, La Idiota en 1960, Una viuda sin sostén en 1964, El casado casa quiere en 1967, La jaula de las locas en 1976, La Libélula en 1983 y Estoy Loco en 1990, entre otras.
Héctor Suárez también se consagró dentro de la industria cinematrográfica con más de 90 películas. Así lo pudimos ver en las cintas: El asesino invisible, Despedida de soltera, Lanza tus penas al viento, Despedida de casada, Vuelo 701, La alegría de vivir, Doña macabra, Mecánica nacional, México, México, ra ra ra, Picardía Mexicana, Lagunilla, Mi barrio, El mil usos y más recientemente Mentada de Padre, en la que participó al lado de Osvaldo Benavides, Mauricio Isaac y Mauricio Barrientos “Diablito”.
A pesar de tener una amplia carrera como comediante, el famoso mexicano se catalogaba más actor que cómico. Fue en una entrevista de 2017 con Adela Micha donde confesó: “Yo no me considero cómico, nunca me he considerado cómico, me lo dicen, no me molesta, lo juro, me tiene sin cuidado, pero yo soy actor, preparado de escuela. Tengo una cantidad de estudios atrás con Jodorowsky, Ancira".

La política no fue ajena para Héctor Suárez, quien siempre se caracterizó por alzar la voz en contra de los problemas sociales, las injusticias políticas y la forma en la que los políticos conducen al país.
Fue 2015 cuando se unió al organismo político Encuentro Social (PES), partido al que apoyó fervientemente y ayudó a conseguir su registro.
“Me alegró conocer escuchar y tratar a gente que comparte la misma inquietud que yo. Necesitamos un cambio urgente, es cierto, mencioné un partido sin políticos, sabemos perfectamente que un partido político tiene que tener necesariamente políticos, pero ojo, no los políticos que han acabado con el país, saqueándolo, vendiéndolo y rematando sus recursos naturales al mejor postor para dejarlo como está, desprestigiado y devaluado”, indicó para justificar su participación gratuita en un spot para este partido.
Meses después se arrepintió y renunció a su participación con el PES: “No pertenezco más al PES. Daré una explicación y ofreceré unas disculpa pública a todo aquél que me siguió con la esperanza de salvar a México”, escribió el cómico”.
En septiembre del mismo año le detectaron cáncer de vejiga al legendario comediante de Televisa. A consecuencia de ese padecimiento enfermó de anemia, que lo llevó a requerir donadores de sangre.
Siempre fue señalado por su mal carácter, pero tanto él como las personas allegadas declararon en múltiples ocasiones que sólo era su exigencia por lanzar contenidos de buena calidad para su público.
Fue en mayo de este año cuando se sumó a la fiebre de TikTok.
Le sobreviven su viuda Zara Calderón; sus hijos, Héctor Suárez Gomís, Julieta Suárez Gomís, Rodrigo Suárez Calderón e Isabella Suárez Calderón, y sus nietos, Paula Suárez Gomís, Ximena Suárez Palacio y Pablo Suárez Quiroz.