Protestan en Juzgado de Chilpancingo para  exigir que UAGro no descuente el ISR

Protestan en Juzgado de Chilpancingo para  exigir que UAGro no descuente el ISR


Réplica Diario Digital 
Chilpancingo, Gro.

Trabajadores académicos y administrativos de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) se manifiestaron afuera del Juzgado Séptimo de Distrito con sede en Chilpancingo, para exigir que se notifique a la Rectoría de la suspensión provisional del Impuesto Sobre Renta (ISR) a las prestaciones de 77 maestros.

Desde las 9:30 de la mañana, los universitarios se reunieron en la entrada del juzgado, ubicado en la lateral del bulevar Vicente Guerrero, al sur de la ciudad, donde realizaron un mitin mientras su abogado, Adair Hernández Martínez, ingresó para conocer el motivo por el cual no se notificó a la UAGro del resolutivo en septiembre pasado.

En el acto participaron el representante de la delegación sindical de Rectoría, Fernando Xochihua San Martin; y los académicos, Román Ibarra Flores, de la Facultad de Derecho; y Romualdo Hernández Alvines, de la Unidad Académica Preparatoria 2 de Acapulco, quienes coincidieron en que las autoridades universitarias deben atender el resolutivo del juzgado en beneficio de los trabajadores.

Hernández Alvines señaló que espera que la falta de notificación no se deba a un acto de corrupción, mientras que Xochihua San Martin dijo que el juzgado no debía poner como excusa la pandemia, ya que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que deben prevalecer los derechos humanos así como la atención a las demandas de los trabajadores.

Además, Hernández Alvines dijo que se llevarán a cabo reuniones en todas las delegaciones sindicales para invitar a los trabajadores académicos y administrativos a participar en el movimiento en contra de la aplicación del ISR a sus prestaciones.

Puntualizó que se debe considerar incluir esta demanda en el emplazamiento a huelga de este año y «obligar» al secretario general del Sindicato de Trabajadores Académicos (STAUAG), Ofelio Martínez Llanes, y la secretaria general del Sindicato de Trabajadores Técnicos, Administrativos y de Intendencia (STTAISUAGro), Brenda Alicia Alcaraz González, a que respalden la peticion de no violación al Contrato Colectivo.

En su intervención, Ibarra Flores dijo que ya le envió el «mecanismo de solución» al rector, Javier Saldaña Almazán, basado en las leyes, para que se evite la afectación a los universitarios, sin embargo no ha tenido respuesta.

Señaló que la mayoría de los 5 mil trabajadores de la UAGro, padece del síndrome de Estocolmo y por ello no reconocen que «el victimario» es Saldaña Almazán.

Los tres academicos resaltaron que siempre se ha pagado el ISR, pero con el sueldo base, sin afectar sus ingresos por las prestaciones producto de su lucha sindical.

Poco después de las 10:30 de la mañana, Hernández Martínez salió del juzgado e informó que el personal reconoció que incurrieron en una irresponsabilidad al no enviar la notificación correspondiente a la UAGro para que suspenda de manera provisional el cobro del ISR a 77 académicos, los cuales se suman a los 20 que desde agosto fueron beneficiados con el amparo.

Explicó que el personal del juzgado se comprometió a que hoy mismo será notificada la universidad, por lo que se espera que a partir de la primera quincena de octubre cese el descuento.

Informó que suman alrededor de 500 trabajadores de la UAGro, entre académicos y administrativos, los que se han amparado, pero hasta la fecha sólo se ha emitido una resolución que beneficia a 97 maestros.

Detalló que la suspensión provisional del cobro del ISR es por el tiempo que dure el proceso jurídico en contra de la UAGro, para determinar si el mismo es legal o no; además podría convertirse en una suspensión definitiva, por ese lapso.

En caso de que se determine que el cobro es legal, los universitarios no estarán obligados a pagar el monto que no se cobró durante la suspensión.

Reveló que algunos de los trabajadores de la UAGro no participan en el movimiento debido a que laboran en la Administración Central, por lo que están en una posición que les impide realizar acciones en contra del cobro del ISR; sin embargo, todos los universitarios están en su derecho de reclamar la no aplicación del impuesto a sus prestaciones.