Amenaza STAUAG con movilización nacional en contra del ISR 

Amenaza STAUAG con movilización nacional en contra del ISR 

Marcial Campuzano
Chilpancingo, Gro.
El Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma de Guerrero (STAUAG), no descartó la posibilidad de recurrir a la movilización estatal y hasta nacional, si en las gestiones con el gobierno federal no obtienen recursos para mitigar los efectos negativos que trajo a los sueldos de 6,001 trabajadores de la UAGro, la aplicación del Impuesto Sobre Remuneraciones (ISR) a las prestaciones laborales, y para exigir la derogación de esa carga fiscal que atribuyó al actual Congreso de la Unión.
En un mensaje que dirigió a la comunidad universitaria con el rector Javier Saldaña Almazán, y la secretaria general del Sindicato de Trabajadores Técnicos, Administrativos y de Intendencia de Universidad Autónoma de Guerrero (STTAISUAG), Brenda Alcaraz, el líder del STAUAG Ofelio Martínez Llanes, calificó como injusta la aplicación del ISR a las prestaciones de los trabajadores universitarios, porque se trata de conquistas sindicales que mejoran sus percepciones salariales.
En una transmisión virtual través de la cuenta de Facebook de la UAGro, el líder sindical aclaró que ni el rector Javier Saldaña, ni el gobernador Héctor Astudillo, ni ninguno de los 2 dirigentes sindicales de la universidad, son responsables de la aplicación del ISR a las prestaciones de los trabajadores, sino que se trató de reformas fiscales aprobados por el Congreso de la Unión a las que se incorporó un decreto aprobado por la Cámara de Diputados federal que prohíbe condonar impuestos.
Dicho decreto fue publicado el 6 de marzo de 2020 en el Diario Oficial de la Federación que prohíbe la condonación de impuestos, dijo Ofelio Martínez, quien de manera autocrítica manifestó que los trabajadores no fueron capaces de parar esa reforma “que fue aprobada por los senadores y los diputados federales actuales”, con el voto mayoritario de los legisladores federales del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
Pero además alertó que los actuales legisladores federales adicionaron al decreto un texto, en el que se establece que los dirigentes sindicales podrían ser sometidos a procesos legales “si tratan de evadir impuestos”.
Por la presencia de la pandemia del coronavirus covid-19, los trabajadores universitarios no salieron a las calles a protestar por la aplicación del ISR a las prestaciones, “porque valoramos la salud de nuestros agremiados, y de quienes nos pudieran acompañar de otros equipos políticos y de sindicatos con los que siempre nos hemos coordinado en esta lucha”, dijo el líder del STAUAG.
Aclaró que la lucha que emprendan los trabajadores universitarios para derogar la ley que obliga la aplicación del ISR a las prestaciones, no será de un día sino de semanas y años “para lograr algo, si es que lo logramos”.
Para el dirigente sindical no está cancelada la posibilidad de que los trabajadores salgan a las calles si las condiciones sanitarias y las condiciones de gestión no prosperan, “si nos cierran las puertas, y si no encontramos eco en la gestión y sensibilidad de las autoridades estatales y federales, creo que tendremos que tomar otra posición”.
Aclaró que hasta ahora ha dado resultados la gestión realizada ante las autoridades, aunque no satisface en totalidad. Informó que ya cuentan con 48 millones de pesos que en términos de ley se analizará para que ayuden a los trabajadores a disminuir el impacto por el pago del impuesto.
Una de propuesta es que esos 48 millones de pesos sean para entregar a los trabajadores un bono equivalente a 15 días de salarios para mitigar el pago del ISR, pero se buscará con la asesoría de contadores en qué rubros se aplicará ese dinero para que el pago de impuestos sea menor.
Dio a conocer que la prestación conocida como prima de antigüedad, es la que golpeó más a los trabajadores cuando se aplicó el ISR a partir de la primera quincena de este mes de julio, y que por lógica quien gane más pagará más impuestos, además  se debe considerar de la zona salarial.
Ofelio Martínez aclaró que ni él, ni el rector, ni el gobernador del estado ni la líder del del STTAISUAG reformaron la ley fiscal, “fueron los actuales diputados federales y senadores por los que votamos que hoy están en ejercicio”.
“Este impuesto es injusto, y hay que decírselo a quien lo determinó hacerlo en la Cámara de Diputados federal; hay que decírselo a quien nos lo está aplicando”, indicó.
El líder del STAUAG pidió a los trabajadores universitarios estar unidos “independientemente de que pensemos diferente porque se requiere unidad de acción para lograr el efecto negativo menor de este impuesto”.