Subsiste en Guerrero la pobreza, el 67.6 de sus habitantes  tienen limitaciones para acceder a la alimentación

Subsiste en Guerrero la pobreza, el 67.6 de sus habitantes  tienen limitaciones para acceder a la alimentación

 


Raymundo Ruiz Avilés
Taxco, Gro.


De acuerdo con los datos de la encuesta intercensal 2015 del INEGI, Guerrero cuenta con cinco municipios que concentran mayor número de hogares con limitación de acceso a la alimentación en población mayor de 18 años como son Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Chilapa, de acuerdo a datos la Secretaría de Desarrollo Social estatal del programa de Asistencia Social Alimentaria a personas de Atención Prioritaria para 2020.
De acuerdo a la estadística presentada por este acuerdo, en Guerrero hay 3 millones 533 mil 251 habitantes de los cuales, 2 millones 367 mil 278 habitantes se encuentran en situación de pobreza lo que equivale aún 67.6 por ciento del total de la población en el estado.
En este diagnóstico, la dieta en Guerrero diaria de la población beneficiaria de los programas alimentarios está basada y fundamentada en los alimentos disponibles como es el maíz, frijol, arroz, quelites, chile, jitomate, cebolla, ejotes, calabazas los cuales son la “base de la mayoría de su consumo, gran parte de ellos la siembran, otro tanto los consigue adquiriéndolos en los mercados de sus municipios y otros más como nuestros beneficiarios la reciben como parte de los programas sociales alimentarios de ayuda, la forma de preparación en su mayoría es hervida”.
También se destaca que la mayor parte de la producción se canaliza para autoconsumo y una cantidad mínima se comercializa en la región, por lo que las personas consideradas como “vulnerables tienen un nivel socioeconómico que no les permite abastecer su alimento diario por lo que el DIF-estatal, hace entrega de insumos alimentarios que les permitan mejorar sus condiciones de vida y asegurar la ingesta diaria”. 
El proyecto está enfocado principalmente a “personas con discapacidad, adultos mayores, así como niñas y niños de 2 a 5 años 11 meses no escolarizados, priorizando la integración de productos frescos (frutas y verduras) para las dotaciones, principalmente aquellos provenientes de productores locales para favorecer la regionalización de insumos y menús en contribución a la preservación de las culturas alimentarias locales”.