Proponen como discriminación negar  empleos a personas con tatuajes

Proponen como discriminación negar  empleos a personas con tatuajes

 

** El diputado Marco Antonio Cabada explicó que las marcas o tatuajes son asociadas con el consumo de estupefacientes y portadores de enfermedades e incluso se les atribuye discapacidad, o irresponsabilidad 


Agencias
Chilpancingo, Gro.

El diputado local por Morena, Marco Antonio Cabada Arias, propuso incorporar a la Ley para Prevenir, Combatir y Eliminar la Discriminación en el estado de Guerrero, las modificaciones corporales (tatuajes).

En su argumentación, el diputado explicó que en la actualidad las marcas o tatuajes son asociadas con el consumo de estupefacientes y portadores de enfermedades e incluso se les atribuye discapacidad, irresponsabilidad o que no pueden practicar tareas o actividades de forma limpia, sana o justa.

“Bajo esta premisa, se les niegan oportunidades, ya que se les juzga por el aspecto físico y en consecuencia, se le discrimina por esa condición”, reprochó el morenista.

El diputado, señaló que tener tatuajes es motivo de discriminación social, y no tenerlos constituye un requisito para ser empleados laboralmente, como se constató en una encuesta hecha en 2012 por la bolsa de trabajo OCC Mundial, en la que se informa que por medio de internet se abocaron a contactar empleadores y posibles empleados.

“Este ejercicio arrojó que 7 de cada 10 personas consideran que tener tatuajes es motivo de discriminación social, mientras que 6 de cada 10 personas consideran como requisito no tener tatuajes para poder emplear”.

En sintonía a la iniciativa presentada, el diputado hizo referencia a los Emmos, Darketos y Hippies como un grupo que los vuelve vulnerables por su vestimenta y lenguaje como un medio de comunicación e identidad.

Por ello consideró que el respeto a las subculturas contribuirán a la creación de mecanismos que permitan que grupos vulnerables desarrollen formas de autodenominarse y con ello, lograr su empoderamiento.
En resumen, la iniciativa propone incorporar el lenguaje y las modificaciones corporales como una forma de discriminación a combatir.