Flexibilizar el Ramo 33 demanda Bruno Arriaga  /Parte II 

Flexibilizar el Ramo 33 demanda Bruno Arriaga  /Parte II 

Para impulsar proyectos productivos y la gente pueda  subsistir ante la pandemia

José Luis González  C./Edita Ivonne Nava Sánchez
 “Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para que las autoridades puedan tomar en cuenta nuestra opinión y emprender toda una serie de acciones para que nuestros ciudadanos no sean tan golpeados económicamente, de lo contrario, no habría esa coherencia en decir que resistamos, que aguantemos y por otro lado, no hay el apoyo de la federación”.
Es de nuevo el alcalde del Municipio de Malinaltepec, el morenista Abel Bruno Arriaga, quien prosigue el relato de cómo fue que en este geografía de La Montaña Alta, la han librado hasta ahora de los estragos del coronavirus.
Su propuesta para seguir ayudando a las comunidades indígenas que hablan el thu ná savi, mixteco y tlapaneco,  que en el caso de  que flexibilicen las reglas del Ramo 33, por ejemplo, que es para obra pública, “lo podamos  tomar para enfrentar los efectos del covid 19 y poder ayudar aquí a la gente, pues vamos a impulsar proyectos productivos para que nuestros ciudadanos se mantengan ocupados en una actividad que les pueda ayudar a resolver su vida, pues aquí hay cafetaleros, hay apicultores, hay mieleros, hay diversidad de oficios a los que se dedican las personas, que bien les puede servir para que se vayan manteniendo, mientras pasa la crisis del covid 19 en La Montaña principalmente”.
El fertilizante adecuado
 Bruno Arriaga, argumenta en este tema que esperan que llegue todo lo que falta para repartirlo, porque como ayuntamiento, van a pagar el flete, a pagar el traslado desde donde están las bodegas a las comunidades. Esa es una forma de apoyar asumiendo los costos.
Luego en su perorata  expone: “hemos estado en comunicación con Arely Cerón Trejo (directora de Apoyos para la Producción Agrícola), que es la encargada nacional del Programa del Fertilizante, nos enlazamos también con el gobernador Héctor Astudillo Flores, para ver qué avance llevan y también con el delgado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, a través de una video conferencia y ahí va caminando. Tenemos 6 mil 237 productores en el municipio, más los que se empadronen, porque se siembran alrededor de 12 mil a 13 mil hectáreas de maíz en el municipio”.
Indicó que sólo falta una bodega que se llene y “en cuanto llegue, vamos a empezar a repartirlo”.
Sin embargo, añadió que  hay cierta inquietud entre los comisarios, “porque hay que entender que Malinaltepec tiene tres zonas: la zona norte, que es zona fría; zona centro, que es zona templada y zona sur, que es caliente. Por ello, me pidieron que hiciera un llamado a la encargada del Programa Nacional del Fertilizante, para que cambie el tipo del químico que hoy nos va  llegar que se llama ‘Urea’, que se cambie por Sulfamil, que no es para tierra ría, sino para tierra caliente. Es lo que solicitamos, el tipo de cambio del fertilizante”, insistió el primer edil.
Refirió que el año pasado hubo un problema similar, trajeron Salfamín y granulado,  pero que ahora se los les cambiaron, ya no es Sulfamil, ahora es  el Fosfato Diamónico (DAP), por lo que se ha pedido a la encargada del Programa Nacional de fertilizante que se cambie y si no se puede ahora, que se haga el año próximo. Además de que los kilogramos que les van  dar son insuficientes, porque en Malinaltepec se abona hasta dos o tres veces la tierra, partiendo de que es tierra fría y no les va alcanzar, toda vez que nada más van a entregar para dos hectáreas  de siembra.
“Lo que demandan es lo equivalente a 900 kilogramos lo que se necesita para tres hectáreas, porque no es lo mismo la zona fría que la zona caliente, obviamente y eso es lo que están solicitando los comisarios”.
Enfrentamiento entre comunidades
Con tono preocupado, relató el enfrentamiento que se suscitó entre dos comunidades del mismo municipio que pelan la tierra, donde el campesino Calos Vidal Poblano, de 72 años de edad,  originario de la comunidad de Plan de Natividad, fue alcanzado por un tiro de AK-47, de una ráfaga que disparó uno de los grupos en conflicto.
“El pasado martes 12 de mayo, por la tarde, una vez que regresé de mis actividades cotidianas, me informaron que había una balacera entre los límites del núcleo agrario de Malinaltepec y la comunidad  agraria de Alacatlazala, ambas pertenecientes al municipio, de donde nos reportaron una persona herida  de 72 años de edad, por arma de fuego de alto poder.
“A partir de ahí, me aboqué a investigar y efectivamente había una balacera, como cada núcleo agrario tiene su bastión, solicité la presencia de la Guardia Nacional, del ejército,  de la Policía del Estado y me comuniqué con el gobernador Astudillo Flores por vía watssap y llegó la Guardia Nacional hasta Malinaltepec. Platicamos con los comuneros sobre la situación y se trata de un conflicto agrario que lleva más de 50 años, el cual no se ha podido destrabar porque las autoridades han sido omisas en atender este conflicto que ya lleva varios muertos desde hace tiempo.
“Atendimos el tema y fuimos a platicar con los comuneros de Malinaltepec, para decirles que la forma no era esa de estarse agrediendo con arma de fuego, sino que tenemos que recurrir al diálogo. En ese sentido me comuniqué con el subsecretario de Asuntos Agrarios del Gobierno del estado, para determinar armar una mesa de trabajo donde asistieran los de Malinaltepec como los de Alacatlazala. Sin embargo, no hubo ningún acuerdo, sino una molestia, porque arguyeron que eran funcionarios de muy bajo nivel, de la Procuraduría del Campesino y otro de la Procuraduría Agraria, por lo que ellos vieron que no había seriedad, generando que se retirara una de las partes”, siguió relatando.
Dijo que nuevamente fue a platicar con ellos para conminarlos a que no hubiera agresión, que  levantaron un acta en la Procuraduría Agraria y otra en Alacatlazala, para que no siguiera la agresión y se diera una especie de tregua.
“Entiendo es que estamos en tiempos de siembra, y cada uno se adjudica una parte del terreno, entonces ahí donde inicia el conflicto”, indicó sobre las causas.
Abundó que el viernes pasado estuvo en una mesa de coordinación en Tlapa con 12 presidentes municipales,  con los de la Guardia Nacional, Sedena, un representante del gobierno del estado y  Julio Lázaro Bazán de los Programas Especiales del gobierno Federal. Que ahí rindió un informe pormenorizado de lo que estaba aconteciendo por el conflicto.
“Anexamos actas, fotografías y todo eso para decirles que la Guardia Nacional, la Policía Estatal y la Sedena, regresaran al lugar, porque ese día nos abandonaron, nomás como que fueron asomarse y de ahí se retiraron, solamente se quedó la Policía Estatal, que nos resguardaron cuando fui a hacer el diálogo. Pero de ahí en adelante, se retiraron y a la fecha no han aparecido.
 “Los invité a que atendiéramos con seriedad este asunto. El llamado que hago es que  inmediatamente se instale una mesa de trabajo  en Chilpancingo, donde sea, donde estén funcionarios de primer nivel para resolver o atenuar los efectos de este conflicto, a efecto de evitar la confrontación. Ese es el llamado que hice en la Mesa de  Coordinación, al gobernador y al gobierno Federal y también solicité la presencia  de las fuerzas de seguridad en la zona del conflicto, para que no sigan agrediéndose ninguna de las partes, porque cada quien tiene su versión”, siguió su alocución.
Dio a conocer que han expresado la disposición de atender a la persona herida, aunque la familia no se ha comunicado él. Que su preocupación es que la persona vaya a perder la vida, porque es una herida muy grande que casi le destroza el brazo.
“Es un conflicto agrario que hemos estado atendiendo en la medida de nuestras posibilidades, no soy autoridad en materia agraria, pero como  autoridad municipal  me interesa que  no se vaya a dar una situación de ingobernabilidad,  de desorden o inseguridad en nuestro municipio”, manifestó impaciente.
Luego agregó:
“En ese sentido, hago uso de mis facultades que me confiere la Ley Orgánica del Municipio Libre, para mantener la paz, pero solo no voy a poder-admitió-, por eso hago un llamado al gobierno estatal y federal a que nos apoyen con la seguridad pública cuando se requiera y que también ellos asuman su responsabilidad en este conflicto agrario en materia federal, que tiene que arreglarse en los tribunales con las autoridades competentes y que esto no pase a mayores.
“Esto es lo que pasa en Malinaltepec, se siguen oyendo los disparos y nuestra policía está ahí, alerta para prevenir  el delito, pero no los puedo mandar a los límites a resguardar a nadie, porque también pueden ser agredidos. Por eso pido refuerzos y una mesa de trabajo inmediata”, machacó.
¿Qué estás percibiendo alcalde? ¿Qué perspectiva estás viendo?, cuando se trata de un conflicto ancestral que no han resuelto las autoridades federales agrarias. Te toca dar la cara.- Le cuestionamos-.
Raudo respondió:
“Lo que yo estoy percibiendo, es que si no atendemos en tiempo y forma este conflicto, puede escalar de nivel, porque si bien este expediente reinició en 2017, lleva 50 años litigándose. Ya se había reiniciado en 2011, cuando nuevamente se reactivó este conflicto y si no lo atendemos, se nos puede salir de las manos.
“El llamado es para que los tribunales o la autoridad agraria, resuelvan esta situación que escapa de nuestra competencia. A que nos coordinemos con la Federación y con el Estado, para prevenir la comisión de delitos o muertes que tengamos que lamentar. No hay que esperar a que haya murtos para actuar. Ya hay un herido”.
¿O que quieren pues? ¿Qué haya 20 ó 30 muertos para actuar? –Se preguntó a sí mismo-.
 “Ahí está la evidencia, existe el parte informativo de la policía, las fotos, las evidencias de todo lo que está aconteciendo. ¿Qué más requieren? Les digo”.
Vino su insistencia:
“Veo cierta omisión de las autoridades, porque si no nos ponemos a trabajar juntos, a coordinarnos en este tema, lo vamos a lamentar mucho, porque los conflictos agrarios son de aguante y dicen ‘Patria o muerte’ en los conflictos agrarios.
Su mensaje final:
“Reiterar el llamado a las instancias de los dos niveles. Que le pongamos atención y seriedad a este tema de los conflictos agrarios. Malinaltepec tiene una historia larga en ese sentido, que en su momento se destrabaron de otra manera. Un gobierno municipal no tiene tanto margen de actuación, hablando legalmente, constitucionalmente y financieramente, porque también se tiene que resolver económicamente. Si la autoridad cree que no es importante un asunto donde se están matando indígenas, pues es muy lamentable porque lo importante es preservar la vida de las personas.
“El llamado es a las dos instancias para que junto con la municipal, hagamos lo que nos corresponde, impulsar el diálogo, instalar  de inmediato una mesa de negociación, de pacificación en la zona, para que no sigan los enfrentamientos y demos también una alternativa de cómo poder atacar el problema, porque  hay personas que tienen mucho tiempo mediando en conflictos agrarios y deben poner toda su experiencia para que esto no avance”. Acotó.