Confinamiento por Covid 19 eleva violencia intrafamiliar: Membrila

Confinamiento por Covid 19 eleva violencia intrafamiliar: Membrila

 

- Incrementa el DIF-Iguala las medidas de atención y de auxilio, creando programas para que las familias violentadas en sus hogares sean atendidas por especialistas *

Mario Raúl Hernández
Iguala, Gro.

En este momento en el que México está en situación de encierro, centenares de familias se refugian en casa para resguardarse del contagio mundial del Covid 19. Sin duda se trata de una medida de protección, pero que acarrea otros peligros mortales que han ido agigantándose bajo el amparo del espectro de la pandemia: la violencia contra las mujeres, las niñas y los niños.
Sin embargo, en la proporción en que los gobiernos estatales y municipales de la República Mexicana comunican y se preocupan por incrementar las medidas de atención y de auxilio, crean programas para que las familias violentadas en sus hogares sean atendidas por especialistas tales como psicólogos, trabajadoras sociales y doctores, así como las de áreas jurídicas, entre otros.
Guerrero se ubica en el segundo lugar nacional de los estados con más casos de violencia intrafamiliar, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud (Ssa).
 El incremento de la violencia intrafamiliar: maltrato a la mujer y a los hijos, es el panorama que hoy presenta el Coronavirus 19, que ha obligado a la sociedad a una nueva normalidad donde el llamado de alerta debe ser sin restricción alguna, y donde los apoyos para las familias desamparadas sean apremiantes, menciona la presidenta de DIF municipal de Iguala, María Teresa Membrila de Jaimes.
TIEMPOS DEL CÓLERA
El aumento de la violencia intrafamiliar, en tiempos de crisis, es un hecho bien documentado. Pero, el insuficiente número de denuncias, dificulta la respuesta y la recopilación de datos, ya que menos del 40 por ciento de las mujeres que sufren violencia buscan ayuda o denuncian el delito. De las mujeres que sí deciden solicitar ayuda, menos del 10 por ciento se dirigen a la policía.
Teresa Membrila confirma que el encierro por el coronavirus afectó a la familia al incrementarse el número de mujeres golpeadas y de niñas y niños maltratados, aunque también de hombres –refiere.
– Entonces por eso hoy nos enfocamos a apoyar a estos grupos que son atendidos por psicólogos, además del área de la Procuraduría, en donde abogados les dan asesoría jurídica.
SUPRIMEN PROGRAMAS
La pandemia originó también la suspensión de muchos programas como el de la Feria de la Salud y el de asesorías jurídicas en colonias donde hay mucho maltrato y violación de niños con denuncias que hacen llegar al DIF de forma anónima.
Por ejemplo, señala, hay gente que se acerca y te deja un papelito con la denuncia del caso. Porque si tú no vas, ellos no vienen; no se va a tomar la molestia de decirte, sabes qué en mi colonia este niño está siendo atacado sexualmente. Por eso nosotros tenemos que ir para captar los casos.
Brambila Álvarez menciona que a través del celular las denuncias se dan tiro por viaje. Te dicen: hay una señora en la colonia Centro, en tal edificio, quien maltrata mucho a sus niños, y hasta te mandan fotos.
 La presidenta de Desarrollo Integral, asegura que sí se les da seguimiento a los casos denunciados, y cuando se detecta el problema se coordina con el Ministerio Público quienes hacen los exámenes, y dicen: “a ver este niño se retira y éste se atiende por separado”.
LLAMADAS ANÓNIMAS

– ¿Cuál es su punto de vista sobre la violencia intrafamiliar?
– Fíjate que a mí sorprende porque ese teléfono luego no nos deja dormir. Nos llegan los mensajes que necesitan apoyo psicológico, porque el encierro les está causando violencia y depresión. 
Brambila de Jaime reconoce que las personas que están resguardadas, que no tienen como ingresar un peso, y aparte te está pidiendo apoyo por violencia intrafamiliar, es muy difícil para ellas. Fue por eso que al inicio se empezó dando tips o consejos de psicología por medio del Facebook.
Entonces eso dio hincapié a que más gente estuviera en contacto con el DIF, en donde piden asesoría. Nosotros los canalizamos con la psicóloga, además se les atiende gratuitamente. La situación, reitera, es muy complicada, hay mucha violencia y maltrato.
EL ENCIERRO
 – Se le pregunta ¿si eso es por machismo o porque están ahí todos juntos?
– Creo que es el mismo encierro, porque después de tener una actividad diaria y de repente que te hagan convivir 24 horas, llega un momento en que dices, ¡ay!, ya no te quiero ver aquí, ¡vete al otro cuarto!, y luego sin dinero y con deudas…
Como los relata ONU Mujeres, incluso, antes de que existiera el Covid 19. La violencia doméstica ya era una de las violaciones de los derechos humanos más flagrantes. En los últimos 12 meses, 243 millones de mujeres y niñas (de edades entre 15 y 49 años) de todo el mundo han sufrido violencia sexual o física por parte de un compañero sentimental.
Y, con el avance de la pandemia del Covid 19, esta cifra creció con múltiples efectos en el bienestar de las mujeres, su salud sexual y reproductiva, su salud mental y su capacidad de liderar la recuperación de nuestras sociedades y economías, y de participar en ella.
LAS CIFRAS FRÍAS
Hasta agosto de 2018, según informe emitido se presentaron en todo el país 52 mil 334 casos, de los cuales 48 mil 465 fueron ejercidos en contra de las mujeres, lo que representa un 92 por ciento.
Las entidades en donde se registraron los mayores índices de violencia intrafamiliar fueron entonces: Estado de México con 9 mil 468 casos, Guerrero con 5 mil 167, Michoacán con 3 mil 989, Guanajuato con 3 mil 906 y Querétaro con 3 mil 278 casos.
La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) considera como violencia intrafamiliar, cualquier acto de poder u omisión intencional dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, psicoemocional o sexualmente a cualquier integrante de la familia.
Se puede ejercer de manera física, psicoemocional, patrimonial, sexual, económica o contra los derechos reproductivos.
Algunas de las manifestaciones más frecuentes ocurren cuando las mujeres son golpeadas, violadas, insultadas, amenazadas, ignoradas o menospreciadas por su compañero.
También cuando niñas, niños, adolescentes, adultos mayores o personas con alguna discapacidad son golpeados, insultados, amenazados o humillados; o cuando algún integrante de la familia obliga a otro a tener prácticas sexuales que no desean.  
LOS INDIGENTES
¿Los indigentes?, es otro caso también para el DIF, esa gente que andan deambulando por las calles de Iguala, y en donde la Policía municipal, en coordinación, los trasladan a las instalaciones y en el que DIF les da atención e inicia en las redes el proceso de búsqueda a fin de localizar a sus familiares, y en caso de no haberlos, se canaliza a los anexos en donde se les da una atención integral, “no nada más vas y lo avientas ahí”. 
Tere, quien a los 19 años de edad –hoy tiene 56–, 32 años los han entregado al servicio social, le han servido bastante, por lo que menciona que los medicamentos que da el DIF, la gran mayoría es donada por la sociedad igualteca y por doctoras y doctores.
– Cómo ve la presidenta del DIF, el nuevo rostro de la pobreza de Iguala tras la pandemia), se le pregunta.
– Sí está afectado, porque ahorita estamos dando cerca de mil 600 despensas mensualmente, cuando nosotros, antes, entregábamos unas 600 u 800 al mes a todos los sectores.
– Hoy se están incluyendo a madres solteras, madres lactando niños de 6 meses a dos años, discapacitados, adultos mayores, quienes se quedaron sin empleo y no tienen ninguna entrada económica. Anteriormente estábamos enfocados a los más vulnerable, y ahora a todos los sectores.
Desde la pandemia el DIF nunca ha cerrado sus puertas, siempre se ha tenido guardia porque no nos podemos dar ese lujo, por los casos de maltrato, abandono, violaciones o de personas que nos piden recursos para llegar a su destino.
COMEDORES COMUNITARIOS
Fíjate que nosotros, como Ayuntamiento, el Presidente no tenía muy clara la idea de hacerlo. Pero cuando se viene lo del Gobierno del estado, dice, mejor apoyemos ahí, uniendo fuerza vamos a sacar más.
¿Y que hicimos nosotros como DIF?, tocar puertas nuevamente con los amigos, con los locatarios del mercado, con empresarios; “regálame una caja de jitomate, una de tomate, regálame lo que quieras”.
Se logró juntar una buena cantidad de víveres y lo llevamos al Batallón. Porque si nosotros hubiéramos realizado todo el proceso de la comida, iba a ser muy caro, en primer lugar, porque no nos dedicamos a eso y no tenemos los instrumentos de cocina para grupos grandes. 
Valorando todos esos puntos la verdad es que dijimos, mejor apoyamos allá y que rinda más, si era para 600, que para 800 o para lo que fuera.
Entonces en este tenor trabajamos coordinadamente con el gobierno del estado. O sea, nosotros suministrando más para que rindiera más. Y creo que se logró el objetivo porque se cubrió todo lo las comidas de los comedores comunitarios.
El trabajo de DIF es muy pesado, lo que es importante estar constantemente hablando con el personal y exhortarlos a que debemos ser sensibles porque nosotros atendemos a la gente más vulnerable.
Viene gente a solicitar apoyo para sus hijos que andan en drogadicción, que andan en el alcoholismo, tenemos también los convenios con la mayoría de los anexos y ahí metemos a toda la gente. Hemos atendido a gente de Taxco que nos piden apoyo para ingresar aquí a familiares, les hemos abierto las puertas. Entonces yo creo que hemos cubierto la gran mayoría de las áreas vulnerables.