Ambulantes invaden calles con juguetes bélicos 

Ambulantes invaden calles con juguetes bélicos 

Baldemar Gómez Roque

Chilpancingo, Gro.
En contubernio con las autoridades municipales, cientos de ambulantes de venta de juguetes y golosinas invadieron las principales calles, avenidas y el arroyo vehicular del centro de Chilpancingo ante la complacencia de las autoridades de Gobernación municipal que en este “Día de Reyes”, hacen su agosto con el cobro del pisaje de poco más de 600 espacios ambulantes.

Al ser entrevistada, la señora Socorro Valencia Hernández, vecina de la colonia Galeana, dijo que es triste que hoy día los Santos Reyes Magos no puedan complacer los deseos de los niños y niñas de Guerrero, debido a que los precios de los juguetes no están regulados, y cada comerciante los vende al costo que quiere, eso pega duro en los bolsillos de los reyes magos, ya que no pueden comprar los regalos que les piden, y tienen que conformarse con llevar a las hogares obsequios “baratos” que no son los que los pequeños pidieron en sus cartas.

Recalcó que no existe una vigilancia sobre el control de calidad de los juguetes ya que muchos de ellos presentan defectos o no funcionan y al día siguiente no hay manera de reclamarle a nadie porque los puestos desaparecen al día siguiente.

Añadió que se venden Muñecas, autopistas, robots, aviones, monstruos, héroes de la televisión, trenecitos, carros eléctricos, muñecas, patinetas, dulces y cientos de artículos más se exhiben abiertamente en los puestos ambulantes, predominando las juguetes bélicos, a pesar el inminente daño que causan a los niños, ya que los incitan a juegos violentos que les distorsionan la realidad.

En el cual destacó que los actuales precios de los juguetes han aumentado considerablemente, motivo por el cual loa “Reyes Magos” se ven en problemas para cumplir los deseos de los niños y niñas que la noche del cinco de enero dejan sus cartas con las peticiones a los pies del árbol de navidad, y algunos más dentro de un zapato.

Por eso exigió a las autoridades encargadas de vigilar los precios de los artículos brillan por su ausencia en Chilpancingo, ya que la Profeco no realiza recorridos ni vigila que se respeten los costos de los juguetes, motivo por el cual; además los comerciantes ambulantes hace su agosto los días cinco, así como gobernación municipal, con el cobro del pisaje de los cientos de puestos que invaden las calles, avenidas y hasta el arroyo vehicular, por lo que obligan a los transeúntes a caminar por debajo de las banquetas, arriesgando su seguridad.